¿Tendrá Estados Unidos una inflación duradera?

Los precios al consumo subieron con fuerza en 12 meses a mayo en Estados Unidos, con un alza de 5%, la mayor en 13 años en similar período, un dato que alimenta temores de una inflación duradera en el país.

Comer en un restaurante cuesta 4% más que hace un año. La ropa subió 5,6%. Y los autos usados son casi 30% más caros, mientras la gasolina subió 56,2%.

Hace un año, en plena pandemia, pocos estadounidenses iban al restaurante o al shopping, y los autos estaban guardados. La diferencia es grande entre los precios bajos de hace un año al inicio de la pandemia y los de hoy.

La demanda crece, ya que buena parte de la población está vacunada y tiene dinero gracias a las ayudas oficiales. Comienzan a salir y a consumir. Al mismo tiempo, la cadena de aprovisionamiento mundial sufre perturbaciones, los plazos de entrega aumentan y eso presiona los precios al alza.

El incremento más fuerte que se registra se da en el alquiler de autos, cuyo precio es de más del doble sobre mayo de 2020.

Las rentadoras vendieron una parte importante de su flota, inútil durante la pandemia, e intentan reconstituirla en momentos en que la producción de autos nuevos cayó por la escasez de semiconductores, lo cual hizo subir el precio de los vehículos 0KM 3,3%.

Pico de inflación

“Este efecto comparativo con el período más fuerte de la pandemia debería atenuarse en junio, y el mes de mayo podría convertirse en «el pico de inflación anual”, anticipa Kathy Bostjancic, analista de Oxford Economics.

Para el mercado, la cuestión es saber si esta inflación será duradera o no. La Reserva Federal espera un retorno a la normalidad en alrededor de 2% anual en algunos meses.

Seguiremos viendo (…) durante el resto del año tasas de inflación más altas que podrían ser de alrededor de 3%», dijo la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, el sábado, dando cuenta de «factores transitorios» que explican el fenómeno. «No lo veo como permanente», remató.

Es de esperar que la inflación se modere a medida que los consumidores se vuelquen desde los bienes a los servicios y que el desfase se atenúe entre la demanda y la oferta», comentó en Twitter Diane Swonk, economista de Grant Thornton.

Pasajes aéreos: +7%

El alza de precios fue algo inferior sobre el mes anterior. El índice CPI mostró un incremento de 0,6% en mayo, contra 0,8% en abril.

Este incremento de precios se debe en buena medida al incremento de precios de los vehículos usados (+7,3%), mientras que los costos de la alimentación subieron 0,4%.

Los servicios, el sector más afectado por la pandemia, continúan mejorando. Los aviones vuelven al cielo luego de meses sin volar, y los precios de los pasajes aumentaron 7% en mayo sobre abril, cuando a su vez habían subido 10,2% sobre marzo.

La inflación será tema central de la reunión de política monetaria de la Fed la semana próxima. La inflación de 2% por un tiempo prolongado y el pleno empleo son objetivos del banco central estadounidense de cara a cualquier decisión de política monetaria.

La Fed utiliza otra medida de la inflación, el índice PCE, que en abril tuvo su incremento más fuerte desde 2007 (+3,6% en un año). Este índice para mayo se publicará el 25 de junio.

El Banco Central Europeo (BCE) aumentó el jueves (10) sus previsiones de inflación en la zona euro a 1,9% en 2021 y 1,5% en 2022.

Con información de Excélsior

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios