Deportes

Tim Merlier, un bólido al esprint, Ganna sigue líder

El belga Tim Merlier (Alpecin Fenix) se mostró inexpugnable al esprint y se alzó con el triunfo en la segunda etapa de la Tirreno Adriático, disputada entre Camaiore y Sovicille, de 219 km, la jornada maratón de esta 57 edición, que mantuvo a Filippo Ganna (Ineos) con el maillot azul de líder.

Un ataque del español Marc Soler (UAE) a 20 km de meta, estuvo a punto de romper la previsión de llegada masiva en Sociville, pero el impulso del pelotón dirigido por la locomotora de Filippo Ganna acabó con las ilusiones del catalán a 2.8 km de la última línea.

En la línea alzó los brazos Tim Merlier (Wortegem-Petegem, 29 años) después de una aceleración brutal en los últimos 80 metros que hizo inútil el esfuerzo de todos sus rivales. Batió con un tiempo de 5:25:23 al joven neerlandés de 20 años Olav Kooij (Jumbo Visma) y al australiano Kaden Groves (BikeExchange), con Peter Sagan, ya en la “pomada” en cuarta posición.

Una jornada larga, animada por una fuga que se diluyó coincidiendo con el ataque de Soler y que no afectó el orden de la general. Filippo Ganna puso orden al final para no perder la maglia azul, lo que le permitió seguir al mando con 11 segundos sobre el belga Remco Evenepoel (Quick Step) y 17 respecto al gran favorito y defensor del título, el esloveno Tadej Pogacar

El trayecto rompepiernas se notó en la segunda mitad, donde las cotas se sucedieron hasta meta. En la Cota de La Pineta (5.6 al 5 %), a 60 de meta, la escapada de 5 hombres se redujo a dos, ambos del Eolo Kometa, el joven Bais y el veterano Gavazzi.

Restaban dos repechos hasta meta. En el primero de ellos, el Cantonieri di Montebello, decidió soltar una ambiciosa carta por la victoria Marc Soler, este año al servicio del rey Pogacar en el UAE. El subalterno ex del Movistar atacó de lejos, al estilo que le dieron victorias de prestigio en la Vuelta 2020 y Romandia 2021.

El latigazo de Soler hundió a los últimos supervivientes de la fuga y encendió la alarma en el gran pelotón cuando a 20 km de meta tenía más de medio minuto de ventaja. El catalán aguantó el tirón mientras por detrás el Groupama tiraba a bloque para lanzar al final a Demare.

Soler en solitario soñaba con llegar. Emoción con la marabunta en lontananza, sin perder de vista al fugitivo. Pero la ilusión se esfumó a 2,8 km de la última pancarta, debido a que una máquina de rodar llamada Filippo Ganna, engalanado con el maillot arcoíris de rey del crono, decidió ponerse a marcar el ritmo al frente de la tropa.

Ningún equipo impuso su ley en los últimos kilómetros. Hubo desorganización. El Total Energies trató de remolcar a Sagan hasta la victoria, el Jumbo lanzo a Kooij, pero cuando Merlier lanzó el zarpazo se cerró el debate. La victoria la celebró con superioridad. En una rara llegada en curva aún miró para atrás. Los rivales estaban lo suficientemente lejos como para levantar un brazo.

Era la segunda victoria de etapa para Merlier en la “Carrera de los dos mares”, y la primera de la temporada para un corredor que brilló en 2021 con 9 laureles, entre ellos triunfos en el Giro de Italia y Tour de Francia.

Este miércoles se disputa la tercera etapa entre Murlo y Terni, de 170 km, jornada plagada de ascensos y descensos hasta encontrar el llano en los últimos 15 km.

Con información e imagen de EFE

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba