Deportes

Torrado, el futbolista que le ganó la partida al “Pacto de Caballeros”

Gerardo Torrado Díez de Bonilla El Borrego, jugaba de medio de contención y su primer equipo fue Pumas de la UNAM. Es conocido como por su tipo de cabello.

La carrera de Torrado es un ejemplo de perseverancia: pocos futbolistas con tan pocas cualidades técnicas, han logrado mantenerse tan vigentes durante tanto tiempo. Criado en Pumas, debutó en Primera División con suficientes muestras de temperamento, para empacar el cuerpo de un adolescente en la camiseta de un gran profesional.

Si algo bueno tenía Torrado, era empaque. Una virtud difícil de encontrar en los talentosos futbolistas mexicanos a quienes falta voluntad. Esa tenacidad característica de un jugador que conoce sus limitaciones, le llevó a deshacerse de prejuicios, leyes absurdas de mercado y reglamentos que definen al futbolista como propiedad privada de un club.

Torrado, bien asesorado por su familia, marcó un precedente en la historia del futbol mexicano: empacó sus cosas, abordó un avión y buscó equipo en Europa. La única escapatoria que tuvo para evitar que el sistema decidiera su carrera, fue poner en juego su destino.

Durante años se habló del “Caso Torrado” como una falta de respeto a los principios que rigen nuestro caballeroso futbol. La FIFA intervino, el futbolista continuó su lucha y los clubes españoles confiaron en su empeño.

Después de debutar con los Pumas de la UNAM en 1997, fue comprado tres años después por el club español CD Tenerife donde jugó casi toda la temporada completa. El siguiente año fue transferido al Poli Ejido donde participó exitosamente. Un gran club, Sevilla FC se dio cuenta de su potencia y lo contrató. Lamentablemente, tras una buena campaña, una lesión lo dejó fuera de los terrenos de juego por casi toda la temporada. Luego fue transferido al Racing de Santander en 2004.

En 2005, Torrado volvió a México a vestir la camiseta del Cruz Azul debutando ante Monarcas Morelia, partido en el que anotó los goles de la victoria por 2-0. Rápidamente se convirtió en uno de los jugadores fundamentales del club por lo que fue nombrado capitán del equipo. Capitaneó al Cruz Azul en las tres finales consecutivas del Torneo Mexicano y en la final de la Liga de Campeones de la Concacaf; sin embargo, no obtuvieron título alguno.

Ha sido internacional con la Selección Nacional de futbol de México en 118 ocasiones, participó en las Eliminatorias para el Mundial de 2002, 2006 y 2010, Copa América 2001 y los mundiales de Corea/Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Gerardo Torrado, anunció su retiro de las canchas a los 38 años de edad, el ex de Pumas y Cruz Azul dejó el futbol el 29 de octubre de 2017, una vez que terminó su contrato con el Indy Eleven de la North American Soccer League, la Segunda División de Estados Unidos.

Botón volver arriba