Mundo

Ucrania niega ofensiva en Donbás; rebeldes anuncian movilización general

Ucrania negó una posible ofensiva militar contra las milicias prorrusas en el este del país, el Donbás, pero los dirigentes separatistas anunciaron la movilización general de todos los hombres mayores de edad.

Una delegación de altos cargos del Gobierno y diputados oficialistas se desplazó al frente para levantar el ánimo de la tropa, a la que suministró drones, pero también para demostrar que Kiev no tiene planes de recuperar por la fuerza los territorios ocupados en Donetsk y Lugansk.

Los ataques con armamento pesado continuaron por tercera jornada consecutiva. Ambos bandos se acusaron de apuntar contra núcleos de población a ambos lados de la línea de separación de fuerzas y de utilizar armas prohibidas por los Acuerdos de Paz de Minsk.

Zafarrancho de combate en el Donbás

Dos soldados ucranianos murieron por heridas de metralla tras sendos ataques rebeldes con piezas de artillería, mortero y lanzagranadas, mientras un civil resultó herido al otro lado del frente.

Además, el ministro del Interior, Denis Monastirski, y un grupo de reporteros extranjeros tuvieron que buscar refugio tras ser objeto de un ataque cuando inspeccionaban una zona cercana al frente.

Las autoridades de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk también denunciaron numerosas violaciones del alto el fuego por parte de Kiev, al que Moscú acusó de genocidio de la población prorrusa.

Uno de los bombardeos con proyectiles de mortero alcanzó los suburbios de Donetsk, según los separatistas, que también denunciaron acciones subversivas contra la infraestructura civil.

El Comité de Instrucción de Rusia abrió un caso penal tras el hallazgo de proyectiles en la región de Rostov, supuesto ataque que Ucrania se apuró a negar categóricamente.

También se desplazó al Donbás al secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, Oleksii Danílov, quien acusó al Kremlin de causar “pánico” entre la población del Donbás al denunciar un inminente ataque con el fin de justificar una invasión.

Movilización general prorrusa

Los separatistas, cuyas fuerzas se estiman en unos 30 mil hombres, anunciaron la movilización general de la población masculina.

“Me dirijo a todos los hombres de la república que puedan portar un arma para que acudan a defender a sus familias”, aseguró Denis Pushilin, líder separatista en Donetsk, en una intervención por televisión.

Sus dirigentes se dirigieron a empresas y fábricas para que todos los mayores de edad se presenten en sus guarniciones militares para recibir órdenes, algo que ya han hecho varios miles de personas.

Tienen prohibido abandonar el territorio de las repúblicas populares los hombres con edades comprendidas entre los 18 y 55 años

La movilización se produce después de que ambas repúblicas separatistas anunciaran el viernes la evacuación masiva de la población civil con destino a Rusia.

Medios ucranianos denunciaron que dichos anuncios televisados fueron preparados y enlatados antes del recrudecimiento de las hostilidades en el Donbás, y que tanto la evacuación como la movilización son una mera maniobra de propaganda.

Tensa evacuación a Rusia

Con el fin de facilitar la evacuación, las autoridades de Donetsk suspendieron el transporte municipal por carretera con el fin de dedicar dichos autobuses y microbuses al traslado a Rusia de mujeres, niños y ancianos.

Se estima en unas 700 mil las personas que serán trasladadas a territorio ruso, más o menos la misma cifra de habitantes del Donbás que han recibido en los últimos años la ciudadanía rusa.

Como reacción a la evacuación prorrusa, las autoridades ucranianas se han dirigido a los habitantes de las zonas controladas por los separatistas para que crucen al otro lado a través de los pasos habilitados para ello.

Ucrania no es el enemigo para la población pacífica, ya que es nuestra gente. El enemigo es el ocupante ruso”, dijo Irina Vereschuk, viceprimera ministra ucraniana, quien también viajó a Donbás.

El Gobierno ucraniano aseguró que, en caso de necesidad, puede abrir corredores humanitarios, mientras organizaciones internacionales han solicitado ayuda urgente para los más de dos millones de personas que viven en las inmediaciones del frente.

Garantías de seguridad

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, viajó a Múnich, donde pidió una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU con la participación también de Europa, Alemania y Turquía para abordar la actual crisis de seguridad en el continente.

Zelenski advirtió que Kiev se propone denunciar el Memorándum de Budapest, que concedió a Ucrania en 1994 garantías de seguridad a cambio de la renuncia al tercer arsenal nuclear más grande del Mundo, heredado de la antigua Unión Soviética.

Ucrania anhela la paz. Europa anhela la paz. Rusia dice que no quiere atacar. Alguien está mintiendo”, dijo Zelenski, quien exigió esas garantías mientras su país no ingrese en la OTAN.

El canciller alemán, Olaf Scholz, admitió que la entrada de Ucrania no figura en la agenda de la Alianza, por lo que acusó al presidente ruso, Vladímir Putin, de utilizar argumentos infundados para desatar una crisis mundial.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba