Una historia antes de la Navidad

A 8 días de celebrar la Navidad, en Tecomán una madre de 87 años y su hija de 64 fueron desalojadas de la vivienda que han habitado al menos 70 años. Esa casa, una aparente donación solo de palabra por parte de un padrino, “Jorge Cabrera”.

Ahora, Enedina Venegas Campos “La Coco” como la conoce la gente y madre de Olivia Vega Venegas, fueron presionadas por actuarios y elementos de la Policía Estatal, apersonados en la vivienda, para que trastes, ropa y el resto de sus pertenencias las colocaran en bolsas y cajas.

La casa ubicada en la calle Zaragoza número 254 es una vivienda humilde; es más valiosa como terreno que por su construcción. Al estar a un lado de la sede en el municipio de la Junta de Conciliación y Arbitraje, en la primera cuadra de la zona centro de la ciudad, aumenta mucho su valor. Por eso todo fue cuestión legal.

Olivia no se niega a ir, pero comienza a llorar por la forma en que tiene que sacar a su madre diabética e hipertensa, quien al ver la situación comienza a sentirse mal.

Algunos vecinos e hijos del fallecido “donante” las apoyan y ayudan en ese momento. María de Jesús explica a la reportera: “Teníamos un juicio por la propiedad. Tengo 70 años viviendo aquí, he pagado siempre el predial a nombre de mi abuelita, María de Jesús Campos, se entregaron todos los papeles al juzgado”.

Una de las hijas de Don Jorge confirma que su padre nunca hizo el trámite legal correspondiente para traspasar la vivienda. Aun así, considera que es una injusticia “lo que están haciendo”.

Asegura: “Mi papá y los hijos de Jorge Cabrera estamos de acuerdo que se le dé a ella porque mi papá se las regaló, ella era ahijada de mi abuela. Este terreno pertenecía a mi papá, siempre nos dijo: ´No le vayan a quitar su casa, y se la quitaron”.

Con ayuda de vecinos y la presión de los abogados, apurándolas a sacar todo, Olivia termina como puede y vuelve a lamentar: “Es la forma más arbitraria y humillante de sacarnos sin darnos una notificación de nada. Vienen con gente armada, ni modo que yo los vaya agredir”.

Toma a su madre de la mano. Todavía no saben dónde y cómo seguirán su camino. Es una historia de antes de la Navidad.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas