Mundo

Unión y paz, los principales ejes del discurso de investidura de Petro

Un llamado a la unión de Colombia y Latinoamérica, y la búsqueda de la paz con los grupos armados, fueron los principales ejes del discurso de investidura del nuevo presidente del país, el izquierdista Gustavo Petro, que anunció además grandes reformas, entre ellas una tributaria, enfocadas en lo social.

En un discurso que duró cerca de una hora, el mandatario dio pistas sobre cuáles serán las prioridades de su Gobierno, criticó la falta de unidad de los países latinoamericanos y dijo que trabajará “para conseguir la paz verdadera y definitiva” que garantice “una vida justa y segura”

Petro, que por momentos no pudo evitar las lágrimas, también apeló al libertador Simón Bolívar para llamar a la unidad, al citar la frase “la unión debe salvarnos, como nos destruirá la división si llega a introducirse entre nosotros”.

Y, como lo han hecho sus antecesores, también citó un fragmento de Cien años de soledad, del Nobel de literatura Gabriel García Márquez: “Todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre porque las estirpes condenadas a 100 años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra”.

Segunda oportunidad

Además de reivindicar los símbolos del “cambio”, Petro aprovechó la cita que hizo de Cien años de soledad para hablar de la “segunda oportunidad” que espera llegue a Colombia bajo su mandato.

En esa línea, afirmó que su Gobierno será “descentralizado” y tratará de llegar a cada uno de los rincones de Colombia, pues “duele mucho la ausencia del Estado en muchos puntos del país” y una de las claves será lograr la “paz total”.

“Tenemos que terminar, de una vez y para siempre, con seis décadas de violencia y conflicto armado. Se puede. Cumpliremos el Acuerdo de Paz, seguiremos a rajatabla las recomendaciones del informe de la Comisión de la Verdad y trabajaremos de manera incansable para llevar paz y tranquilidad a cada rincón de Colombia”, dijo el presidente.

Por ello hizo un llamado a “todos los armados a dejar las armas en las nebulosas del pasado” para que “la paz sea posible” y así “terminar, de una vez y para siempre, con seis décadas de violencia y conflicto armado”.

“Para que la paz sea posible en Colombia, necesitamos dialogar, dialogar mucho, entendernos, buscar los caminos comunes, producir cambios”, subrayó Petro.

El presidente ha prometido una política de “paz total”, que abarque desde retomar diálogos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) hasta conseguir el sometimiento jurídico de otros grupos.

Pero esa paz, según el mandatario, solo “es posible si se cambia, por ejemplo, la política contra las drogas” a una “política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas”.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba