Urge apoyo de la Federación para aguinaldos; no hay plan B, dice Nacho

Si la Federación no apoya al Gobierno del estado como lo ha hecho todos los años, se tendrán serios problemas para cumplir el pago de aguinaldos, señaló el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez en una entrevista con reporteros.

El mandatario dijo que la situación económica es muy complicada y que se requieren, de acuerdo a los cálculos, alrededor de 600 millones de pesos para también apoyar con el pago de aguinaldos y prestaciones, a los municipios, poderes, órganos autónomos y otros entes.

“Se platicó ya con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera. Ya conocen los números, conocen la problemática, conocen los planteamientos, saben perfectamente bien que sin el apoyo federal no salimos y saben perfectamente bien que es histórico, que no hay un año en el que no se haya apoyado a Colima en el cierre para el pago de aguinaldos”, comentó.

Hasta este momento, mencionó, “no tenemos una respuesta final, pero seguimos insistiendo. Yo haré todas las gestiones, todo lo que esté a mi alcance para que se logre el respaldo de la Federación y contemos con los recursos necesarios para pagar los aguinaldos”.

Peralta Sánchez indicó que “hay una claridad en cuanto al día en que se tienen que pagar los aguinaldos y buscaré que con base en las gestiones, se cuente con el recurso para cumplir”.

En cuanto a otras alternativas para conseguir el recurso, señaló que son pocas: “Yo diría prácticamente que no hay plan B. No tendríamos el recurso para el pago de los aguinaldos. El plan A es que nos ayude la Federación como siempre lo ha hecho todos los años”.

Admitió, sin embargo, que hay otros instrumentos financieros al alcance del Gobierno del estado: “Tendríamos que solicitar un crédito de corto plazo, sin embargo, el corto plazo depende de nuestra capacidad, que es probable que no nos permita endeudarnos para contratar todo lo que se requiera y en ese sentido sería insuficiente el vehículo financiero”.

Además, indicó, “vemos que hay mucha restricción financiera en el sector bancario, hay mucha adversidad al riesgo. Las ventanillas de crédito yo no diría que están cerradas, pero si están muy restringidas (…) y eso también va a limitar los recursos, por eso digo que prácticamente no hay plan B”.

Confirmó que el Gobierno estatal ha recibido peticiones de las alcaldías para que se les presten recursos y poder pagar los compromisos de fin de año.

Explicó que a pesar de que el pago de los aguinaldos está contemplado en el presupuesto de egresos, “una cosa es lo que se planea recibir, que es lo que se presupuesta, y otra cosa es lo que realmente se recibe, que es el ingreso devengado. Lo hemos dicho en múltiples ocasiones: en relación al 2018, que fue el año que más ingresos se devengaron, estamos alrededor de 3 mil millones de pesos por abajo. En relación al de este año, andamos alrededor de 1,500 millones de pesos por abajo”

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios