Inaugura AMLO hospital en estado panista para dar mensaje de unidad

En medio de la confrontación política que mantiene con gobernadores emanados del Partido Acción Nacional (PAN), el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que decidió visitar Querétaro, gobernado por el blanquiazul, para enviar un mensaje público de unidad.

El mandatario federal reveló que justo por esa razón decidió aceptar la invitación del gobernador panista, Francisco Domínguez, para encabezar la inauguración del Hospital General.

“Cuando el Gobernador de Querétaro me invitó a la inauguración dije: vamos, porque hace falta mandar un mensaje”, expresó.

“Seguir insistiendo, que podemos tener diferencias, pero hay muchas cosas que nos unen y tenemos que poner siempre por delante el interés general, la patria es primero, el pueblo es primero”.

El jefe del ejecutivo consideró que las políticas públicas y la obligación de servir deben unir a los gobiernos al margen de filias partidistas.

“Esto nos une a todos, independientemente de banderas partidistas. Independientemente de nuestras posturas políticas o ideológicas tenemos que trabajar juntos por la educación, por la salud, por el bienestar de nuestro pueblo y eso es lo que te está demostrando en este acto, aquí en Querétaro”, manifestó.

El mensaje de unidad pronunciado por el presidente se registra luego de que los nueve integrantes de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) condenaron el uso político y electoral de los aparatos de justicia.

El reclamo fue la respuesta a la solicitud de la Fiscalía General de la República (FGR) para que la Cámara de Diputados retire el fuero al Gobernador panista de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, quien atribuyó la petición a una embestida política fraguada desde Palacio Nacional.

Casi al concluir la inauguración, antes de que el presidente cortara el listón, una mujer logró burlar el cerco de seguridad e irrumpió en el acto.

Con gritos, pidió la ayuda del presidente para salvar a su hermana.

“Presidente, mi hermana, mi hermana, se muere”, gritó con evidente desesperación.

Integrantes de la Ayudantía intentaron detenerla y tranquilizarla, pero el tabasqueño ordenó que la dejaran pasar.

-“Ven, ven, déjenla, déjenla”, ordenó. La mujer se acercó corriendo al mandatario a quien entregó un papel, mientras le daba una breve explicación.

López Obrador guardó el papel en la bolsa de su camisa y la mujer se retiró del lugar.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios