Vista de los precios del combustible en una gasolinera, hoy en ciudad de Panamá (Panamá).

Varados, usuarios del transporte público por huelga contra el alza del combustible en Panamá

Chóferes de autobuses del transporte público y taxis paralizaron el servicio y bloquearon calles en varias regiones de Panamá en rechazo al alza del combustible, dejando varados a miles de usuarios, en una protesta que dejó al menos 9 detenidos según fuentes sindicales.

Las protestas se registraron en cinco de las 10 provincias que tiene el país -sin afectar a la capital- con bloqueos al tráfico en la carretera Interamericana y en algunas vías internas de comunidades, para exigir una congelación de los precios del combustible.

El costo de los combustibles se ajusta cada dos semanas en Panamá, un importador neto, y desde hace un tiempo solo han subido, cotizando ahora 0.977 dólares el precio de la gasolina de 95 octanos; en 0.951 dólares la de 91 octanos y 0.869 el diésel en las provincias de Panamá y Colón.

En el resto del país los precios son más altos, llegando a un máximo de 1.028 dólares, 1.001 dólares y 0.919 dólares el litro de las gasolinas de 95, 91 y el diésel, respectivamente.

Las protestas de este miércoles (27) congestionaron el tráfico durante varias horas en la mañana, como sucedió en la provincia de Panamá Oeste, aledaña a la capital, donde miles de personas no pudieron llegar a tiempo a sus lugares de trabajo o incluso citas médicas, según narraron a los medios algunos de los afectados.

Muchas personas tuvieron que buscar la mejor manera de poder llegar a sus destinos caminando largas distancias a pie para buscar algún medio de transporte.

En la provincia caribeña de Colón, igual se dieron protestas y bloqueo de calles por parte de transportistas en rechazo al alza del combustible, pero también de otros sectores organizados que exigen al Gobierno más plazas de trabajo y más políticas en salud, educación y mejoramiento de esta región del país.

Las protestas en Colón llevaron a la actuación de agentes de la Policía Nacional, que detuvieron al menos a 9 de los manifestantes, según dijo a los periodistas el dirigente magisterial Felipe Cabeza.

Cabeza indicó que la falta de respuesta del Gobierno Nacional a los problemas de Colón “es lo que nos tiene en las calles, ahora exigiendo también la libertad de los compañeros que fueron detenidos”.

La ciudad de Colón, ubicada a orillas del Mar Caribe y a 80 kilómetros al norte de la capital, es una de las más pobres y conflictivas del país y sus calles son testigo de constantes peleas entre pandillas, ajustes de cuentas y homicidios.

 

Con información e imagen de EFE

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas