Venta de libros se cae y las ferias se debilitan

La pandemia de Covid-19 también contagió la venta de libros, que registró una caída del 30.7 por ciento, de acuerdo con el reporte de Nielsen Bookscan México.

Según la medición de la firma especializada en investigación de mercado, se dejó de vender un aproximado de 2 millones 300 mil libros hasta la tercera semana de agosto.

“Son 510 millones de pesos lo que se perdió”, precisó David Peman, responsable de Nielsen Bookscan en América Latina. La compañía audita el mercado mexicano desde 2018 y mide ocho de cada diez libros vendidos en el país.

En la peor semana, del 5 al 11 de abril, ya con las librerías cerradas por la suspensión de actividades no esenciales, se vendieron solo 103 mil 674 ejemplares.

Después del pico en la caída, comenzó a observarse una etapa de recuperación, aun cuando las librerías todavía estaban cerradas, con el incremento en la adquisición de libros impresos en línea.

“Las librerías se pusieron la pila, invirtieron en marketing digital, las webs, aquí había algunos que tenían su negocio más desarrollado, otros, menos”, refirió Peman.

A partir de la reapertura de las librerías, la recuperación se tornó más evidente.

“La pregunta es ese agujero que hay actualmente del menos 30 por ciento ¿cuánto vamos a ser capaces de recuperar de aquí a final de año?”, dijo.

Calculaba, a principios de septiembre, cuando se hizo la entrevista, que las ventas se normalizarán en las siguientes semanas, al tomar en cuenta la temporada de regreso a clases.

Los padres suelen empezar a comprar en julio y a finales de agosto concluye la campaña de libro de texto, pero este año, la campaña se ha retrasado por la vuelta a clases en línea.

“Nosotros esperamos, casi a finales de septiembre, que las ventas vuelvan a valores previos, las ventas de esas semanas; eso no significa que el agujero que quedó se vaya a recuperar”, aclaró el ejecutivo de Nielsen.

Ante el impacto por la pandemia, las ferias del libro optaron por el formato virtual.

La 33 Feria Universitaria del Libro de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (FUL), que concluyó el 6 de septiembre, habilitó un “megaportal” para alojar a todas las editoriales participantes con enlaces para acceder a sus sistemas de venta.

En el caso de las editoriales sin un sistema de venta en línea, como Google Book o Amazon, la librería Carácter de la Universidad fungió como enlace y distribuidor, explicó Marco Antonio Alfaro, presidente de la FUL y quien desde hace diez años organiza la feria.

“Hicimos un trabajo armonioso con todas las editoriales, se presentó como una opción más para ayudarles a algo muy importante: que vendieran libros”, dijo Alfaro, quien refirió la participación de 617 editoriales -entre grandes grupos, universitarias e independientes-, y 36 mil títulos.

Además se ofreció un bono de lectura a los participantes para recibir descuentos en sus compras.

Alfaro prevé para la próxima edición de la feria una modalidad tanto presencial como virtual.

La Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) confirmó su realización, en formato virtual, del 17 al 30 de octubre. Se impuso el criterio de preservar la salud, ante el retroceso en el semáforo epidemiológico, que pasó de amarillo a naranja esta semana.

Guillermo Quijas, director del encuentro, dijo que se prepara el lanzamiento de una tienda en línea para poder acceder a la oferta editorial de la FILO.

“En definitiva no va a suplir lo que una feria presencial logra, pero creemos que va a tener un buen impacto y los libros van a poder viajar a otros lugares y países, algo que no sucedía antes”, aseguró.

El proyecto de la tienda en línea está centrado sobre todo en editoriales independientes, pero Quijas pretende que permanezca más allá de la feria para beneficiar también a la Proveedora Escolar y a la editorial Almadía.

En espera de la programación oficial de la FILO, Quijas adelantó que en esta edición virtual también echarán mano de medios tradicionales como radio y televisión, e incluso de las radios comunitarias al considerar la falta de acceso a internet.

La mayoría de los eventos, anticipó, tendrán traducción a Lengua de Señas Mexicana y más adelante a lenguas originarias.

Exploran alternativas para público infantil 

La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) planea llevar a cabo un evento en línea en las mismas fechas en que habría tenido lugar la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), con la idea de subsanar de alguna forma el hueco que deja su cancelación.

”No es nuestra intención competir ni mucho menos, nuestra intención es contribuir a que exista un espacio para los niños y los jóvenes, que siga existiendo.

”Insisto, sí se hace, invitaremos a la Secretaría de Cultura, al Fondo (de Cultura Económica), a todo el mundo”, señaló Juan Luis Arzoz, presidente de la CANIEM.

Otra propuesta del gremio editorial para promover la venta es revivir la Feria Metropolitana del Libro, que antes organizaba la CANIEM, frente al Centro Médico Nacional Siglo 21.

”Parece que funcionaba bien, ahora que las ferias se han debilitado, se han caído, estamos pensando si es posible revivirla, apenas está en planeación”, plantea Arzoz como propuesta.

Explica que cuando la Feria Metropolitana se mudó al actual WTC, resultó un fracaso y ”carísima”, y dejó de hacerse.

Organizan FIL Zócalo virtual

La Secretaría de Cultura capitalina confirmó que este año se realizará la 20 edición de la FIL Zócalo pero en un formato virtual y ”algunas actividades presenciales”.

En espera del anuncio oficial este 17 de septiembre, la dependencia anticipa que las actividades presenciales serán de ”carácter colaborativo y comunitario”, con respeto a los protocolos de sanidad a nivel federal y local, y control de aforo.

La feria está prevista del 9 al 18 de octubre.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios