Virtual Power Plants, una nueva forma de generar y gestionar la energía

Imagínate que alguien pudiera coordinar, desde la pantalla de un ordenador y en una oficina cualquiera, la energía de molinos eólicos, paneles solares, baterías de almacenamiento, plantas de biomasa y fuentes de generación convencional cerca de su zona con la ayuda de un software de gestión. Bien, pues esto no tienes que imaginarlo, porque ya existe.

Y no es otra cosa que una Virtual Power Plant o central energética virtual, un nuevo concepto de gestión energética que cada vez cobra más fuerza, y que se basa en entrelazar diferentes fuentes de energía en un flujo de demanda de electricidad que se gestiona con la ayuda de la tecnología y, una vez más, el Internet de las cosas.

El consumo de energía en el mundo se nutre, en su mayor parte, de fuentes tradicionales, consumiendo unas reservas de petróleo que, según las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía, darían de sí hasta medio siglo más. Con datos tan alarmantes como este, parece imperioso que las administraciones y las compañías trabajen en una especie de cuenta atrás para mejorar los sistemas de gestión energética que les permitan ser más eficientes y ofrecer servicios mejores y ampliados. Ahí es donde encajan las Virtual Power Plant o VPP. Vamos a ver en qué consisten exactamente.

¿Qué es una Virtual Power Plant?

Desde hace tiempo se viene hablando de micro generación energética o micro redes, viviendas o edificios capaces no solo de producir su propia energía mediante recursos renovables, sino de almacenarla y compartirla, es decir, llega a la energía la figura del prosumidor, consumidor al tiempo que productor de energía.

Pero para que esta micro generación sea capaz de operar como las energías convencionales habría que unir la gestión de todas esas pequeñas “plantas renovables” en un único punto, de forma que en apariencia se comporten como una única. En este contexto aparece el concepto de Virtual Power Plant, un grupo de instalaciones generadoras distribuidas que son gestionadas por un único sistema de control o de software.

El objetivo de las VPP es poder gestionar la demanda de energía de los clientes de forma colectiva y paliar posibles interrupciones en la red. Una VPP consiste esencialmente en un software remoto que ayuda a regular el consumo particular de la energía conectando, coordinando, y monitorizando los generadores de energía descentralizados, los de almacenaje, y los de carga controlada. Es decir, las VPP permiten agrupar las fuentes de energía residenciales y las comerciales o industriales, y controlarlas de forma conjunta bajo un tipo de precios o de programas de recursos de energía distribuida.

Esta segmentación por tipo, ubicación, necesidades, costo…, ofrece a los consumidores una gran flexibilidad, ya que conlleva previsiones más eficientes y mejora la toma de decisiones operativas. La VPP, al final, puede llegar a actuar como una entidad única en el mercado y de una forma controlada gracias al amplio portafolio de generadores grandes y pequeños y de consumidores que maneja, y a la posibilidad de almacenaje que permite su sistema.

Hay por delante muchos desafíos, pero las ventajas de las centrales virtuales son indiscutibles, ya que se puede producir energía a un precio más barato en zonas localizadas, reducir el impacto en el medio ambiente, disminuir las interrupciones por picos de demanda en la red y ofrecer una mayor flexibilidad a los clientes.

En Europa, muchos programas están buscando cómo aumentar la capacidad de oferta de redes distribuidas en sus respectivos mercados y las empresas empiezan a participar en las estrategias de viabilidad y así reducir la carga del sistema convencional.

Por su parte, en Australia, su principal organismo de financiación de energía renovable está poniendo en marcha un proyecto de AGL Energy para estudiar la viabilidad de un plan de centrales eléctricas virtuales en todo el país, el sistema más ambicioso diseñado hasta la fecha que podría servir como modelo para muchos otros países en el terreno de la gestión y la comercialización de la energía con centrales virtuales.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios