Mundo

Wall Street cierra una semana mixta, con la vista en el empleo y la Fed

Wall Street cierra una semana mixta marcada por unos datos del mercado laboral en EUA mejores de lo esperado, lo que aleja el temor a la recesión pero sugiere que la Reserva Federal (Fed) mantendrá la agresividad en su lucha contra la inflación.

En el conjunto de la semana, destacó el avance del 2.2% del índice compuesto Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas, frente a los ligeros movimientos de los otros indicadores: una subida del 0.4% en el selectivo S&P 500 y un descenso del 0.1% en el Dow Jones de Industriales.

Al comienzo de agosto, la bolsa venía de sellar su mejor mes desde 2020 gracias a los buenos resultados trimestrales y la expectativa de que la inflación empezaba a controlarse, lo que conllevaría una ralentización en las subidas de los tipos de interés por parte de la Fed.

No obstante, a los inversores les costó mantener el optimismo debido a una combinación de noticias económicas y geopolíticas, como la polémica visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, bajo las amenazas de China.

El factor más importante fue el informe laboral publicado por el Gobierno este viernes, que dio cuenta de una reducción en la tasa de desempleo hasta el 3.5% y la creación de 528 mil puestos de trabajo en julio, lo que supone niveles previos a la pandemia.

Para algunos analistas, esas cifras denotan fortaleza económica y aumentan la probabilidad de que la Fed siga apostando por subidas agresivas de los tipos de interés para mantener a raya la inflación en EUA, que está creciendo a un ritmo no visto en 40 años.

Esa percepción afectó al mercado de deuda pública, donde el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años se disparó y rozó hoy el 2.83%, interrumpiendo una tendencia bajista que se apoyaba en el temor a que la Fed esté llevando la economía a una recesión.

En el mercado de petróleo, el barril de Texas ha experimentado una semana negativa, con una pérdida de valor acumulada de casi el 10%, y su precio se sitúa por debajo de los 90 dólares por las flojas perspectivas de demanda de energía en EUA y Europa.

El sector de la energía fue el más perjudicado de la semana, con una caída cercana al 4.5%, mientras que destacaron los avances de las empresas de bienes no esenciales (7%), tecnología (3.8%) y comunicaciones (2.6%), que han publicado buenos resultados.

Con la tanda de resultados del segundo trimestre casi finalizada, unas 3 cuartas partes de las cotizadas del S&P 500 han sorprendido positivamente con sus ganancias, pero el crecimiento medio del grupo se sitúa en el 6.7%, que sería similar al de finales de 2020.

Por otra parte, el mercado de criptomonedas, encabezado por el bitcóin, pareció mantenerse firme y desvinculado de los mercados de valores y deuda, lo que hizo dudar a los expertos de que el “cripto invierno” se vaya a alargar.

Con información de EFE

Botón volver arriba