• Vie. Mar 1st, 2024

“Desaparecen” 3 testigos del juicio contra contador de Javier Duarte

Un juez federal aplazó hasta nuevo aviso el juicio de Javier Nava Soria, el contador de las empresas que desviaron dinero para Javier Duarte, porque algunos de los testigos están ilocalizables, uno de ellos es hijo de Ardelio Vargas Fosado, extitular del Instituto Nacional de Migración (INM).

Según publica Reforma en su edición digital, durante una breve audiencia el juez de Control Gustavo Aquiles Villaseñor, del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, aplazó el juicio porque se desconoce el paradero de 3 de los testigos ofrecidos por la Fiscalía General de la República (FGR) y otro más reportó que no podía estar presente.

Los que no acudieron son Ardelio Vargas Carrillo, exadministrador de Supervisión 2 del Servicio de Administración Tributaria (SAT) e hijo del exmando del INM; Adrián Viccón Basto, extesorero de la Secretaría de Administración y Finanzas de Veracruz, y Jorge Moreno Montealegre, experito de la FGR.

El Fiscal federal Manuel Granados Quirós dijo en la audiencia de esta tarde que todos ellos habían cambiado de domicilio y tampoco había sido posible localizarlos en los inmuebles más recientes de los que se tiene registro.

“Tenemos testigos que no han sido notificados oportunamente, ya se han girado oficios a la Policía Federal Ministerial y se ha pedido al CENAPI (Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia) para que busquen en distintas bases de datos los domicilios y podamos notificarlos”, dijo el fiscal.

La testigo que sí está localizable, pero no pudo comparecer por motivos de salud, es Ana María Ponce Jacobo, exdirectora de Recursos Financieros de la Secretaría de Educación de Veracruz.

En el caso de Ponce, los fiscales informaron al juez que por motivos de salud no estaría presente este lunes y que, llegado el momento, tampoco podía comparecer físicamente en la Ciudad de México, sino por videoconferencia desde Xalapa, ciudad en la que reside.

Con cierta molestia, el juez dijo que no va permitirle que declare desde su casa, porque puede ser auxiliada con anotaciones o personas para inducir su testimonio; por tal motivo, instruyó a que comparezca por vía remota desde el Centro de Justicia Penal Federal de la capital veracruzana.

Como el trámite para un enlace de videoconferencia no se resuelve de inmediato y también es incierta la fecha para localizar a los otros testigos, el juez aplazó el juicio hasta nuevo aviso.

El 20 de febrero de 2018, precisó Reforma, Javier Nava Soria fue deportado por España e ingresado al Reclusorio Norte, donde fue procesado por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

Sin embargo, el 7 de febrero de 2020 salió de la cárcel, luego de que el juez de la causa le concediera seguir su proceso en libertad con el uso de un brazalete electrónico, las prohibiciones de salir del país y acercarse a los testigos del proceso, así como la entrega de su pasaporte y presentarse en forma periódica a la Unidad de Medidas Cautelares.

Con información de Reforma

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *