• Dom. Mar 3rd, 2024

Egresan jóvenes de los bachilleratos 19, 31 y 24, de Cerro de Ortega y Cofradía de Juárez

Con la entrega de certificados a estudiantes egresados de la Generación 2020-2023 de los bachilleratos ubicados en las comunidades de Madrid y Cerro de Ortega, en Tecomán, así como en Cofradía de Juárez, Armería, iniciaron los actos académicos de fin de cursos en la Universidad de Colima, Delegación Tecomán.

En un primer momento, Rosalba Díaz Valencia, directora del Bachillerato 19 de Cerro de Ortega, dijo que, a pesar de las adversidades, “los 36 estudiantes que egresan han logrado permanecer en la búsqueda de su formación con la convicción de que la educación es la mejor vía para mejorar su calidad de vida y de quienes los rodean”.

“Les exhorto a no parar, a soñar sin límites, a perseverar en la búsqueda de nuevos éxitos académicos y a luchar por la realización de su proyecto de vida. Les invito a soñar en grande para obtener en grande y a poner en marcha el valor de la gratitud, pues un corazón agradecido nunca olvida sus raíces”, les pidió a las y los jóvenes.

José Fabián Uvalle Martínez, estudiante del Bachillerato 19, en nombre de sus compañeros, señaló que “muchos recuerdos nos invaden, tal vez lo vemos increíble porque nos damos cuenta de que esto ya acabó; algunos veíamos este día lejos y sin creerlo”.

Precisó que durante su tiempo en este bachillerato pasaron momentos inolvidables; “nos trae felicidad recordar las veces que convivimos fuera o dentro del plantel, actividades donde un curso nos reunió; aquellos recuerdos donde abundan las risas hasta no poder más, aquellas peleas y desacuerdos, pero siempre fortaleciendo los vínculos, conociendo a cada uno en sus virtudes, fortalezas y debilidades. Sin embargo, a pesar de todo esto, podemos decir: ‘lo logramos’, porque el estar aquí significa esfuerzo, dedicación y éxito”.

En el acto académico del Bachillerato 31 de la comunidad de Cofradía de Juárez, en el municipio de Armería, José Guadalupe Vizcarra de la Rosa, director del plantel, mencionó que la entrega de certificados marca un día importante en la vida de las y los estudiantes; “representa el final de años de arduo trabajo, dedicación y compromiso. Cada uno de ustedes ha superado desafíos, adquirido conocimientos y demostrado un crecimiento académico y personal significativo”.

Agregó que “la educación es un viaje continuo; a medida que se embarcan en nuevas etapas de sus vidas, los aliento a seguir aprendiendo, a perseguir sus sueños y hacer una diferencia en el mundo. Tengan confianza en sus habilidades y recuerden siempre los valores que les hemos inculcado y que su estadía aquí sea un recuerdo preciado que los inspire a alcanzar nuevas alturas”.

En el uso de la voz, la estudiante Iriana Yureli Lira López, en representación de sus compañeros, comentó que cada uno de los ahora egresados ha dejado una huella única en el plantel; “esas huellas se entrelazan para formar el tejido de nuestra experiencia compartida”.

“No podemos negar que disfrutamos cada día al máximo con nuestros amigos, maestros y compañeros; agradecemos al personal directivo, docentes, secretarial y de servicios por formar parte de nosotros y apoyarnos siempre; los recordaremos con mucho cariño, ya que fueron nuestras guías en este camino y nos tuvieron mucha paciencia”, destacó.

Finalmente, les dijo que “nunca olviden que el verdadero éxito no se mide solo por logros académicos o profesionales, sino por la capacidad de ser personas íntegras, solidarias y comprometidas con el Mundo que nos rodea”.

Por último, en el Bachillerato 24 de la comunidad de Madrid, Aristeo Vizcaíno Vargas, director del plantel, invitó a las y los estudiantes “a sentir el orgullo de tener un certificado entregado por la Universidad de Colima, una institución que ha establecido la pertinencia como el sello distintivo de la actual gestión rectoral y que con esto marca el rumbo para garantizar la calidad educativa en todos sus planteles”.

Precisó que “este documento es el resultado del esfuerzo realizado por ustedes y los demás actores que intervinieron en su proceso formativo, como son sus familias, sus maestros y maestras y la Universidad a través del Bachillerato 24”.

Para finalizar les invitó a poner en alto el nombre de sus familias, de su comunidad, de su escuela y su Universidad; “pongan todo su empeño en lo que decidan hacer, si estudian una licenciatura o si deciden hacer una pausa en su preparación académica y trabajar, háganlo con responsabilidad, observando siempre los valores adquiridos en sus familias y en su escuela”.

En su momento, la estudiante Ximena Larios Aguilar, estudiante del Bachillerato 24, a nombre de sus compañeros se dijo con sentimientos encontrados; “me siento feliz de que todas y todos estemos aquí graduándonos, pero a la vez estoy triste, porque la etapa que marcó mi vida ha terminado”.

“Entramos aquí llenos de temores, aventurándonos a nuevos conocimientos, y hoy nos despedimos como jóvenes responsables y con la suficiente madurez para enfrentarnos a una nueva etapa; hoy me doy cuenta cómo hemos cambiado en estos años y cuánto hemos aprendido, de cómo todo lo vivido aquí ha contribuido a hacernos no solo buenos estudiantes, sino también buenas personas”, concluyó.

Por último, en su mensaje a las y los estudiantes, el maestro Carlos Alberto Montes Carbajal, Delegado de Tecomán, en representación del Rector Christian Torres Ortiz Zermeño, mencionó que este evento “es un acto de gran relevancia para las familias y una gran satisfacción para la Universidad de Colima”.

“Este día se culmina un ciclo muy importante en su vida académica, pues es el fin de su estancia y preparación durante 3 años en bachillerato y es, además, la antesala para iniciar su formación en el nivel superior”, comentó.

En esta formación reconoció el trabajo de la comunidad universitaria; “han sido guías, mentores y modelos a seguir para nuestros estudiantes, invirtiendo tiempo, energía y pasión e inspirando a nuestros jóvenes a alcanzar su máximo potencial. Su dedicación y compromiso dejan huella en las vidas de nuestros estudiantes”.

Además, reconoció el apoyo de las familias, “su sacrificio, apoyo moral y económico que ha dado como resultado la felicidad de este día. Ustedes también son parte fundamental de este gran logro, les agradecemos por confiar en la Universidad de Colima como parte de la formación académica de sus hijos”.

Por último, señaló que el éxito no se mide solamente con calificaciones o títulos; “el verdadero éxito radica en el desarrollo de su carácter, en la bondad y compasión que muestren hacia los demás y en el impacto positivo que tengan hacia el mundo que les rodea. Sean líderes responsables y ciudadanos comprometidos”.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *