• Mar. May 21st, 2024

Niegan aprehensión de Rosario Robles por delincuencia organizada y lavado de dinero

Un juez federal negó la aprehensión de Rosario Robles por delincuencia organizada y lavado de más de 77 millones de pesos de la Estafa Maestra, al estimar que no está justificado que su captura sea la única forma de hacerla comparecer ante la justicia por esta imputación.

Según publica Reforma en su edición digital, en cumplimiento a una sentencia de amparo, en la que un Tribunal colegiado instruyó reponer el procedimiento, el pasado 3 de abril el juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez negó el mandamiento de captura contra la exfuncionaria, según registros judiciales.

“(El juez de control) adjunta copia de la resolución de 3 de abril del año en curso dictada en la causa 400/2020, por la cual se negó la orden de aprehensión contra María del Rosario Robles Berlanga, por su probable intervención en los hechos con apariencia de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, en la modalidad de ocultar, encubrir o pretender ocultar o en encubrir; documental con la que -a su consideración- da cumplimiento a la ejecutoria de amparo”, señala el acuerdo publicado este lunes por Karina Castillo Flores, juez que resolvió este amparo en primera instancia.

Castillo Flores, Juez Cuarto de Distrito en Amparo y Juicios Federales de Toluca, dio 3 días para que la defensa y la Fiscalía General de la República (FGR) manifiesten lo que a su derecho convenga; cerrado el plazo, la juzgadora determinará si la negativa de aprehensión se ajusta o no la sentencia del amparo concedido a Robles.

El juez que negó la captura no entró al estudio de los elementos de prueba contenidos en la imputación y únicamente se avocó a valorar la necesidad de cautela, porque así lo ordenó en febrero pasado el Cuarto Tribunal Colegiado Penal de Toluca, en los términos en que concedió el amparo a Robles.

Es decir, el juez de la causa sólo dijo que la FGR no justificó jurídicamente que la forma más adecuada de presentar a Robles para afrontar esta imputación sea una orden de aprehensión, en lugar de una de comparecencia o un citatorio para que asista a una audiencia inicial.

Si la negativa de aprehensión queda firme -la juez Castillo todavía debe calificar sí cumple o no con los lineamientos de la sentencia de amparo-, la FGR técnicamente tiene la posibilidad de volver a replantear sus argumentos para pedir nuevamente la captura o, en su defecto, solicitar el citatorio o usar algún otro instrumento legal para que la exsecretaria de Estado comparezca ante la justicia.

Este es un asunto en el que la FGR nunca quiso ejecutarle esta orden de aprehensión a Robles, ni cuando estuvo presa en Santa Martha ni cuando salió de la cárcel, el 19 de agosto de 2022, razón por la que nunca llegó a ser procesada por dicha imputación.

En dicho expediente, le imputan en estar implicada en el supuesto lavado a través de “factureras” de 77 millones 847 mil 14.40 pesos que la Sedesol pagó la Universidad Autónoma de Morelos.

El dinero, en el papel, correspondía a un convenio del 1 de septiembre de 2014 en el que la Universidad se comprometía a levantar encuestas de beneficiarios de programas sociales en Chiapas, Chihuahua, Hidalgo, Jalisco, Estado de México y Veracruz.

La FGR afirma que se trata de un desvío porque de los 6 millones 700 mil 164 beneficiarios que iban a ser entrevistados, solo se levantó un millón 48 mil 575 encuestas, el 15.6%, y nunca se probó que se practicaran las restantes.

En el caso del lavado, la Fiscalía señala que la Universidad de Morelos subcontrató a Grupo Industrial y Servicios Yafed, S.A. de C.V., pero ésta trianguló 66 millones 170 mil pesos a la empresa Esger Servicios y Construcciones, S.A. de C.V.

Una parte del dinero, precisó Reforma, también se transfirió a Inmobiliaria Feyray, que en 2017 apareció en la lista de “factureras” que publica la Secretaría de Hacienda.

Robles todavía litiga contra otra imputación en la que le atribuyeron la supuesta omisión ante los desvíos que llevaron a cabo sus subordinados por más de 5 mil millones de pesos en la Estafa Maestra, el asunto que la llevó a la cárcel.

En dicha causa penal ya logró ser absuelta en dos instancias judiciales, sin embargo, el asunto aún no ha sido finiquitado porque está pendiente un amparo que presentó la Auditoría Superior de la Federación contra su absolución.

Con información de Reforma

Autor

Por Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *