Dom. Jun 23rd, 2024

Con el Teatro Universitario lleno, la Compañía Locomoción, Laboratorio de investigación y creación escénica, presentó la obra Temporada de Conejos, bajo la dirección y coreografía de Alejandro Franco. La obra es una propuesta escénica que combina el teatro y la danza, además de mover a la reflexión del público sobre temas como el hambre, vacío, piedad y despedida.

Sobre la puesta en escena, su director Alejandro Franco agradeció el respaldo de la Universidad de Colima (UdeC), a través de su Dirección General de Difusión Cultural, para llevar a cabo esta función, que los acerca a las casi 50 representaciones.

Antes de terminar el año, continuó, realizarán una más con la intención de develar una placa por las primeras 50 representaciones: “Esto es muy significativo, sobre todo por la zona del país en la que vivimos y nuestra condición de compañía independiente”.

Alejandro Franco señaló que la compañía está conformada por un grupo de artistas multidisciplinarios con formación en teatro, danza y música, y se encuentran en la constante búsqueda de novedosas formas de expresión artística: “Esta obra la montamos durante el periodo de pandemia y, por esta razón, está pensada para espacios no convencionales en un momento en el que no sabíamos cuándo podríamos regresar a la normalidad; desde entonces, Temporada de Conejos nos ha dado muchas satisfacciones como compañía”.

Señaló que, al haber realizado la producción durante la epidemia, la obra no estuvo pensada para espacios cerrados; sin embargo, agregó que la transición al Teatro Universitario ha sido una experiencia satisfactoria: “Quiero aclarar que, si bien el trabajo de dirección es muy complejo para este montaje, no lo hago solo, pues toda la compañía colabora: es un trabajo colectivo y bien ensamblado en el que participan mis 45 actores y bailarines”.

Comentó que sus referencias estéticas se anclan en conceptos como la decadencia de la burguesía venida a menos, el hambre y la podredumbre, puesto que “vemos a una mujer que tiene muchas posesiones, pero esto no le sirven de nada porque donde está no hay recursos y se está muriendo de hambre; mientras tanto, el conejo es el símbolo de la inocencia y la pureza”.

Por último, Alejandro Franco anunció que realizarán una función más en el mes de octubre, por lo que invitó al público amante de las artes escénicas a estar atento de la fecha que se anunciará próximamente.

“El trato digno a los artistas se debe cuidar y, en este sentido, la Universidad de Colima hace una excelente labor, además de tener un impacto a nivel cultural: es de los nichos más importantes que tenemos para proyectar la cultura”, finalizó.

Autor

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *