• Dom. May 19th, 2024

Investigan el uso desmedido de la fuerza policial contra manifestantes en Panamá

Defensoría del Pueblo de Panamá informó que investiga el supuesto uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía Nacional (PN) contra los manifestantes que mantienen esta semana protestas contra la operación en el país de una mina de cobre a cielo abierto, la mayor de Centroamérica.

La Defensoría abrió “una queja de oficio contra la Policía Nacional, para investigar la presunta vulneración al Derecho a la Integridad Personal, por el uso de la fuerza excesiva durante las protestas de diversos grupos de la sociedad civil en los predios de la 5 de Mayo”, indicó la institución.

Oficiales de la Defensoría “pudieron constatar que durante las protestas del lunes 29 y martes 30 de agosto, miembros del Control de Multitudes de la Policía utilizaron de forma desmedida gas irritante y ‘pepper ball’ para mitigar y replegar tanto a manifestantes como a transeúntes, causando afectaciones y heridos”, agregó una misiva del organismo.

Grupos civiles, sindicales, ambientalistas y estudiantes mantienen protestas diarias en la capital panameña contra la ratificación en el Parlamento de un nuevo contrato ley para que la mina Cobre Panamá, que exporta mineral desde 2019, siga operando por al menos 20 años más.

Los manifestantes alegan que el aporte económico de la mina en el marco del nuevo contrato, que se eleva 10 veces respecto al anterior y agrega otros ingresos por impuestos antes exentos, como destaca el Gobierno, no compensarán los daños al medio ambiente de Panamá, un país de poco más de 75 mil kilómetros cuadrados, con bosques tropicales y 52 cuencas hidrográficas.

EFE ha constatado el uso de gas durante las protestas de esta semana frente a la sede del Parlamento, que han dejado a personas heridas, especialmente por golpes de los llamados “pepper ball” (bola pimienta), aunque no se ha informado de lesiones graves ni detenidos.

En la de este jueves, nuevamente hubo un gran despliegue policial en las cercanías del Legislativo, donde grupos de jóvenes que lanzaron piedras, tumbaron momentáneamente una cerca y gritaron consignas contra la minería, fueron gaseados por los agentes. Un adulto mayor que observaba la protesta fue herido en el ojo, constató EFE.

“Aquí hubo enfrentamientos de parte y parte. Estamos buscando un transporte para que los pelao (muchachos) regresen a sus casas luego de una jornada de lucha que se comprende. Todos fuimos jóvenes. Estamos (la Defensoría) predicando que ambos (manifestantes y policías) cumplan su rol en la sociedad”, dijo a EFE el defensor del Pueblo, Eduardo Leblanc.

El defensor, que acudió a las inmediaciones del Parlamento para constatar la situación, habló de que su personal fue afectado por los gases, pero que ese es parte del trabajo de la institución en procura “de la defensa de los derechos humanos y que haya una manifestación pacífica”. La Defensoría del Pueblo también denunció que oficiales de esta institución “fueron víctimas por el uso desproporcionado de la fuerza por los estamentos de seguridad” cuando vigilaban este una protesta por la falta de agua y la mala infraestructura de las carreteras en la provincia interior de Coclé.

Autor

Por EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *