• Jue. Abr 18th, 2024

Perdona Milan al Newcastle en su vuelta a la Champions

PorEFE

Sep 19, 2023 #Deportes

El Milan perdonó al Newcastle (0-0) en su retorno a la Liga de Campeones tras un partido en el que exhibió superioridad, pero no efectividad y en el que seguro mereció más, especialmente en un primer tiempo en el que gozó de numerosas ocasiones claras para deshacer el empate.

Sobrevivió el Newcastle con un solo tiro entre los 3 palos, en el tiempo añadido, en lo que fue su vuelta a la Liga de Campeones tras 20 años de ausencia.

Los hombres de Eddie Howe, perdidos en tierra de nadie durante el inicio, fueron muy inferiores a un Milan que no supo aprovechar el carrusel de ocasiones claras que tuvo en los primeros 45 minutos, esos en los que fue una versión radicalmente diferente a la que dio en la humillante goleada que encajó en el mismo escenario ante el Inter.

Esta vez el Milan fue otro. Con Pobega como titular, con una presión alta que fue efectiva por la intensa marca de Loftus-Cheek, más tarde Musah, sobre Bruno Guimaraes, el cerebro por el que pasaron los mejores momentos de las urracas, y con los espacios que permitió el combinado inglés, los de Stefano Pioli fueron agresivos y dañinos, características que, como sucediera el pasado año, solo mostró en Liga de Campeones.

Porque hubo hasta 5 jugadores rossoneri que tuvieron la oportunidad de abrir el marcador. Lo pudo hacer Chukwueze con 2 remates de cabeza, Theo con otro testarazo, Giroud con un disparo con su pierna derecha dentro del área y Krunic con un zapatazo desde la frontal. Pope, bien colocado, desbarató todas y mantuvo el empate en el luminoso.

Pero hubo una de esas ocasiones especialmente dolorosas de ver para la afición milanista. Porque Leao, que no empezó del todo bien el partido, no quiso faltar a la fiesta de ocasiones y se generó una él solo. El extremo luso es ese tipo de jugador que cuando parece que está fuera del partido, es capaz de convertirse en jugador más desequilibrante posible, imparable para cualquier zaga rival.

Lo hizo ante los ingleses con una jugada maradoniana, otra más en su cuenta, en la que evitó cualquier entrada durante su internada en el área. Con todo para disparar cómodamente dentro del área, con su afición aguantando la respiración viendo la jugada, intentó lucirse con un tacón que acabó siendo un disparo al aire y permitió a los ingleses seguir vivos en el partido.

Ya en la segunda mitad, el Newcastle saltó al verde de San Siro más compacto, más entero y más sólido. El Milan bajó la intensidad tras un inicio acelerado de partido y las fuerzas se igualaron, aunque fue imponiéndose poco a poco a través de la posesión de balón, desde la que llegaron tímidos acercamientos como el que tuvo Reijnders con un disparo desde la frontal, manso de nuevo a las manos de Pope.

Con el partido bloqueado, movió el banquillo Howe y dio entrada a Wilson y Almiron, 2 cambios ofensivos que obligaron a Isak a reubicarse como extremo izquierdo, y a Tonali, que recibió una sonora ovación en lo que fue su retorno a la que fue su casa. Pero fueron los de Pioli los que surtieron efecto.

Pulisic, Musah y Reijnders agitaron el partido y de nuevo fue el Milan el que gozó de la más clara. Otra vez Leao, con un remate de cabeza al centro de Florenzi que se marchó ligeramente alto. Se animó San Siro y aupó a los suyos, que volvieron a apretar como en el primer tiempo.

Pero no fue suficiente. El Milan, aunque superior y exhibiendo una buena versión, pecó de inefectividad y perdonó en casa, en un San Siro lleno, al Newcastle en la vuelta del combinado inglés a la Liga de Campeones tras 20 años de ausencia.

Autor

Por EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *