• Mié. Abr 24th, 2024

Tras reunión con Ciapacov, se esclarecieron algunos temas pendientes: Magaña

Héctor MagañaHéctor Magaña

La reunión privada sostenida en el Congreso del Estado con el director de la Ciapacov, Vladimir Parra, sirvió para esclarecer algunos de los temas pendientes, aunque no se clarificaron todos al 100%, pero sí se avanzó.

Lo anterior fue declarado por el coordinador del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso del Estado, Héctor Magaña Lara, quien dijo que uno de los temas fue el relacionado al camión Aquatech, un vehículo que en julio de 2022 se le hizo una inversión de 850 mil pesos, aunque consiente el director de la Ciapacov que el camión ya no servía.

Cuando Vladimir Parra asumió responsabilidades en la Ciapacov, refirió, “en la entrega-recepción se le dijo que el camión ya era chatarra y que había dado lo que tenía que dar, sin embargo, junto con su equipo técnico decidieron que se iba a reparar y le destinaron una primera inversión de 850 mil pesos, y que sería entregado el 5 de agosto de ese año”. Desde aquella fecha y hasta este momento, dijo, no existe evidencia alguna de que el camión se haya utilizado en una sola colonia para atender algún taponamiento de drenaje.

El legislador priista, Héctor Magaña, detalló que “el 13 de febrero de 2023, la gobernadora Indira Vizcaíno va a la Ciapacov, y afirma que, gracias al buen manejo de las finanzas de la  paramunicipal, se logró rehabilitar, con una inversión de 1 millón 008 mil pesos, otra vez el camión Aquatech, cuando el camión ya estaba en óptimas condiciones. Desde aquella y hasta este momento, Ciapacov no acredita que ese camión haya sido utilizado en una sola colonia, no hay evidencia”, refirió.

En la reunión privada celebrada en la Sala de Juntas del Congreso, Vladimir Parra corroboró que el camión no sirve, pero quedó que en una semana o 2 “me va a invitar a una colonia para ver funcionar el camión realizando trabajos de desazolve”.

En la misma reunión se abordó la descompostura de un motor del sistema de bombeo del Acueducto de Zacualpan, en Comala, que data del año 1990, cuando el Gobierno del estado realizó una gran inversión para adquirir 5 motores de alto caballaje para realizar la distribución de agua en la zona conurbada de Colima y Villa de Álvarez.

De acuerdo a reportes de los mismos trabajadores de la paramunicipal, explicó el diputado, no se estaba haciendo el mantenimiento correcto a los equipos de bombeo e incluso uno de ellos se había quemado, por lo que el sistema de bombeo solamente estaba operando con 4.

Actualmente, esos motores trabajan día y noche “y como se adquirieron desde 1990, hay el riesgo de que en cualquier rato puedan tronar y el riesgo es que se quede sin agua la población de la zona conurbada”, ya que esos motores no se encuentran en cualquier lado, incluso, de encontrarse, serían fuera del país.

Vladimir Parra reconoció que efectivamente ese quinto motor ya no sirve, ya que por los daños del huracán Lidia, se toponeó, “y al llenarse de tierra provocó que se quemara, entonces desde aquella fecha que pasó el huracán se ha estado trabajando solo con 4 motores”.

El director de la Ciapacov informó a los legisladores que ya están licitando un motor con un valor de 2 millones de pesos y se va a adquirir un arrancador que tiene un costo de un millón de pesos. No fijó un plazo para adquirir esos equipos.

Otro asunto fue el derivado de las quejas, en el sentido de que les están cortando el agua las personas, donde los trabajadores, “utilizando un palo de escoba, lo recortan con segueta, les sacan punta y lo introducen a presión en las tuberías, lo que impide que el agua llegue a la red hidráulica de la vivienda, por lo que dejan a las personas sin agua, lo cual es inconstitucional”.

Al respecto, Vladimir Parra informó que ya giró instrucciones al personal para que no corten el servicio de agua.

Otro tema que abordaron fue el relativo a la molestia que existe entre las personas a quienes sin previo aviso les están colocando medidores.

“Eso no es ilegal, hay que decirlo, el tema es que Ciapacov nunca convocó a los vecinos para comentarles que les iba a instalar el medidor, sin embargo, llegaron de manera unilateral, sin importar si los contribuyentes tenían o no los recursos para pagar el medidor y ya en el siguiente recibo les cobran 1,200 pesos por el equipo y la instalación”.

A decir de la gente, mencionó Héctor Magaña, “eso está muy caro, porque ese mismo medidor, y lo reconoció el propio Vladimir Parra, anda alrededor de 400 pesos, eso de manera unitaria, pero si se van a adquirir por volumen, cientos o miles de equipos el precio se reduce en gran medida”.

En ese sentido, dijo que el director de la Ciapacov debió realizar una reunión con los empresarios de Colima para decirles qué características de medidor se necesitan, “para que ellos los expendan, y darle opción a la gente de que vaya a adquirir donde mejor le convenga, lo cual ayudaría al mercado local, por la derrama que haría y ya un fontanero lo instalaría, por lo que no le costaría más de 600 pesos todo”.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *