Dom. Jun 23rd, 2024

Intriga un nuevo objeto en la Vía Láctea: ¿agujero negro o estrella de neutrones?

Un equipo internacional de astrónomos descubrió en la Vía Láctea un objeto nuevo y desconocido, más pesado que las estrellas de neutrones más masivas conocidas y, al mismo tiempo, más ligero que los agujeros negros menos masivos.

Utilizando el radiotelescopio MeerKAT (Sudáfrica), astrónomos de varias instituciones, entre ellas la Universidad de Manchester y el Instituto Max Planck de Radioastronomía, hallaron un objeto en órbita alrededor de un púlsar de milisegundos que gira rápidamente, situado a unos 40 mil años luz de distancia en un denso grupo de estrellas conocido como cúmulo globular.

Los detalles se publican en la revista Science y, según Ben Stappers, director del proyecto en el Reino Unido y catedrático de Astrofísica de la Universidad de Manchester, cualquiera de las posibilidades sobre la identidad del objeto “es apasionante”.

Un sistema binario púlsar-agujero negro -muy codiciado- será importante para obtener pruebas de la teoría de la relatividad general de Einstein y una estrella de neutrones pesada proporcionará nuevos conocimientos sobre física nuclear a densidades muy altas.

Cuando una estrella de neutrones -los restos ultradensos de una estrella muerta– adquiere demasiada masa, normalmente al consumirse o colisionar con otra estrella, se colapsa, explica un comunicado de la Universidad de Manchester.

Se especula mucho sobre en qué se convierten después de colapsar, pero se cree que podrían convertirse en agujeros negros, objetos tan atractivos gravitatoriamente que ni siquiera la luz puede escapar de ellos.

Los astrónomos creen que la masa total necesaria para que una estrella de neutrones colapse es 2.2 veces la masa del Sol.

La teoría, respaldada por la observación, dice que la estrella de neutrones más pesada conocida no tiene más de 2.5 veces la masa de nuestro Sol y el agujero negro más ligero es de alrededor de 5 masas solares.

Durante mucho tiempo, la comunidad astronómica ha estado desconcertada por la falta de observaciones de objetos compactos con masas en ese intervalo -desde 2,5 hasta 5 masas solares-, una zona que se conoce como “hueco o brecha de masa”. Este nuevo objeto estaría en este intervalo (en 2020 también se detectó uno en esta zona).

Se desconoce la naturaleza de los objetos que se encuentran en esta brecha de masa y su estudio detallado ha resultado hasta ahora todo un reto. El nuevo descubrimiento podría ayudar a comprenderlos mejor.

Autor

By EFE

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *