• Lun. Feb 26th, 2024

El gran problema del campo en México es la falta de organización: Alfredo Álvarez

La propuesta hecha por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de incluir dentro de la Constitución los apoyos del programa “Sembrando Vida”, es excelente, porque anteriormente era parte de lo que estuvieron desmantelando, señaló el diputado Alfredo Álvarez, quien indicó que no solo se dejó desprotegido al campo, sino que no había financiamientos para quienes hacían producir el campo hasta que llegó López Obrador a generar estos programas de manera directa, sin intermediarios.

Indicó que cuando arrancó el programa él estuvo como facilitador en 2019, “inclusive a mí, previamente me tocó hacer un diagnóstico de cómo estaba el territorio en el estado de Colima”, aunque dijo que finalmente no se tomó en cuenta ese diagnóstico, “lo hicimos con mucha pasión y nos parece muy acertado que el presidente haya considerado subir a la parte Constitucional este programa”.

Alfredo Álvarez dijo que ahora tiene la seguridad de que, de la mano de Claudia Sheinbaum, se le dé continuidad a este programa.

Ahora, reconoció el legislador morenista, es necesario realizar un balance y hacer una autocrítica, “yo exhortaría a las autoridades pertinentes a que se genere un balance de qué es lo que ha servido porque también hay cosas que se deben cambiar y que hay que dialogar de manera colectiva y ponderar qué es lo que hay que conservar de lo bueno y lo malo también señalarlo”.

Elevar a rango constitucional este programa, precisó, es garantizar que los apoyos lleguen de manera directa, “yo veo que el gran problema del campo en México, no está tanto en la parte técnica ni en la presión de los apoyos, sino que la debilidad que yo veo, con la experiencia que he tenido, en el recorrido por los ejidos en el estado de Colima, veo que lo que hay que apuntalar es el tema de la organización, creo que ahí está la clave”.

Dijo que eso lo acaba de ver con el tema de los productores de tamarindo, en el Sistema Producto, “y vemos que están desarticulados, cada uno está por su propio interés, no hay un liderazgo que unifique y que ponga el bien común al centro y que puedan trabajar”.

En cambio, dijo, “vemos el caso exitoso de los papayeros, que ellos sí han hecho reflexiones colectivas, han tenido una visión, ha habido un liderazgo y creo que es el caldo de cultivo para poder generar mayores ingresos para las compañeras y compañeros del campo, porque los vemos que ellos además de producir la papaya, ya la comercializan, es decir, ellos son dueños de los 2 procesos”.

Destacó que en Colima y en el resto del país “vemos que uno es productor y uno es el campesino, y están a expensas del coyote a que sea él quien le ponga el precio al producto”.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *