• Dom. Abr 21st, 2024

Pide Gobierno calma a los armeritenses por posible instalación de planta de amoniaco

Representantes de los 3 niveles de Gobierno se reunieron con los pobladores de la comunidad de Cuyutlán para pedir calma ante la posible instalación de una planta de amoniaco y urea en este lugar.

Estuvieron presentes Guillermo Navarrete, director general de Gobierno del estado, así como Angelica Jiménez, del Instituto para el Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Imades), quienes explicaron a grandes rasgos que el proceso es largo, que no hay ninguna autorización todavía, y que la postura del Estado se mantendrá en negativa, aunque aclaró que la voz del Estado es solo una parte de una gran mesa de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), donde se tomará la decisión final.

Con la presencia de diputados locales, incluyendo a 2 de oposición, Guillermo Navarrete, director general de Gobierno del estado aseguró a los pobladores que independientemente de los partidos, todos están en pro de la vida y la salud: “Somos sus aliados, no hay ninguna autorización del trámite iniciado, la gobernadora va a estar vigilante de este tema porque de ninguna manera se va a permitir que se violente el Estado de derecho y las normas ambientales”.

Celebró la presencia de las autoridades de todos los niveles, entre los que destacaron el senador Joel Padilla, la diputada Evangelina Bustamante, Glenda Urzúa, Alfredo Álvarez, Sonia Hernández, Héctor Magaña y Rigoberto García, además de la diputada federal Carmen Zúñiga y la presidenta municipal Diana Zepeda.

“Faltan muchas cosas, tienen que hacer muchos estudios y trámites, no tenemos de qué preocuparnos, porque vamos a estar pendientes y vigilantes, estamos muy a tiempo, lo único que hay es un cambio de uso de suelo para un uso industrial, pero no especificaron para qué, eso y nada es lo mismo”, comentó.

Les aseguró que, para el Estado lo más importante es el tema ambiental y existen normas muy estrictas para el manejo de este tipo de productos: “Vamos a estar muy vigilantes de que se respeten las normas y van a ser escuchados, no tienen de qué preocuparse, qué bueno que se organicen, es importante porque esto nos impulsa a estar más pendientes del tema”.

Por su parte, la representante del IMADES en Colima, Angelica Jiménez, explicó que por el nivel de impacto, este es un proyecto que le toca evaluar a la Federación, pero el Gobierno del estado tiene una silla en la amplia mesa donde Semarnat evalúa y la opinión del estado es uno de muchos elementos que se toman en cuenta.

“El programa de ordenamiento ecológico del territorio que ordena lo que sucede afuera de la manchar urbana, marca que en donde se piensa instalar la planta está dirigido a un aprovechamiento agrícola y protección ambiental, la respuesta que se va a generar es que no es viable porque el ordenamiento ecológico no permite ese tipo de estructuras”, precisó.

Tras una serie de posicionamientos, dudas y recriminaciones, los pobladores definieron a un grupo como los representantes que den seguimiento al tema. Entre las medidas a tomar se anunció recurrir al amparo colectivo, para no esperar el resolutivo de la Semarnat y dejar claro que los cuyutlenses rechazan el proyecto.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *