• Lun. Feb 26th, 2024

Dimite ministro de Justicia belga por un error que evitó extraditar al terrorista tunecino

PorEFE

Oct 20, 2023 #Mundo, #Seguridad
El ministro de Justicia de Bélgica, Vincent van Quickenborne (d), junto al primer ministro, Alexander De Croo (i), durante una rueda de prensa el pasado 17 de octubre tras el atentado con arma de fuego en Bruselas en el que murieron dos personas. EFE/EPA/Olivier HosletEl ministro de Justicia de Bélgica, Vincent van Quickenborne (d), junto al primer ministro, Alexander De Croo (i), durante una rueda de prensa el pasado 17 de octubre tras el atentado con arma de fuego en Bruselas en el que murieron dos personas. EFE/EPA/Olivier Hoslet

El ministro de Justicia de Bélgica, Vincent van Quickenborne, anunció este viernes su dimisión tras descubrir hoy que Túnez había solicitado en agosto de 2022 la extradición del autor del atentado del lunes pasado en Bruselas, que costó la vida a 2 suecos, y que esa solicitud no fue tramitada.

“Es un error individual, monumental e inaceptable”, declaró Van Quickenborne en una rueda de prensa junto al fiscal general de Bruselas, Johan Delmulle.

El ministro se disculpó por las “dramáticas consecuencias” que tuvo la no tramitación de la solicitud de extradición cursada por Túnez el 15 de agosto de 2022 contra Abdesalam Lassoued y transmitida el 1 de septiembre de 2022 a la Fiscalía de Bruselas, pero el magistrado competente no la cursó.

“Esta mañana a las 9 de la mañana pude constatar los siguientes elementos: el 15 de agosto de 2022 hubo una solicitud de extradición de Túnez para este hombre. Esta solicitud fue transmitida el 1 de septiembre, como debía ser, por el experto jurídico a la Fiscalía de Bruselas. El magistrado competente no respondió a esta solicitud de extradición y el expediente no fue tramitado. Este es un error individual. Un error monumental. Un error inaceptable. Un error con consecuencias dramáticas”, manifestó el ministro dimisionario.

Van Quickenborne recordó la independencia del poder judicial, pero dijo que asumía su responsabilidad política.

“Como ministro de Justicia, no puedo en modo alguno interferir en las decisiones de un magistrado. Aunque se trata del trabajo de un magistrado individual e independiente, todavía quiero asumir la responsabilidad de este error inaceptable”, recalcó.

Y añadió: “No busco en absoluto ningún pretexto. No busco excusas. Siento que es mi deber hacerlo”.

Visiblemente afectado, Van Quickenborne manifestó que esta nueva información de la Fiscalía le “toca el corazón”, porque ha hecho “todo lo posible” para mejorar el sistema de Justicia belga.

“Me gustaría pedir disculpas sinceras en nombre de la Justicia a las víctimas y a sus seres queridos. También me gustaría pedir disculpas en nombre de la Justicia al pueblo sueco y a nuestros conciudadanos belgas”, dijo.

Por su parte, el fiscal de Bruselas hizo alusión a una “lamentable combinación de circunstancias”.

Van Quickenborne puso el acento en su voluntad de aclarar todos los detalles relacionados con la situación irregular en Bélgica del autor del atentado del pasado lunes en una céntrica calle de Bruselas contra 3 seguidores de la selección de futbol sueca, de los cuales fallecieron 2 y un tercero resultó herido grave al ser tiroteados con un arma de gran calibre.

El hombre residía ilegalmente en Bélgica desde octubre de 2022, cuando le fue denegada la petición de asilo presentada un año antes.

“Desde el principio, mi equipo y yo reunimos todos los detalles de este caso para aclarar cualquier error que se haya podido cometer. Hemos solicitado toda la información disponible a la OCAM (Órgano de Coordinación para el Análisis de Amenaza terrorista), a la Seguridad del Estado, a la Policía y al Poder Judicial”, relató.

Datos que detalló en 2 extensas ruedas de prensa el martes pasado, antes y después de que las fuerzas del orden localizaran y abatieran al terrorista, “con total transparencia”, incluso la indicación transmitida en 2016 por un servicio de policía extranjero sobre una posible radicalización del sujeto.

El hecho de que Abdesalam Lassoued, que también residió en Suecia y estuvo encarcelado allí, residiese en Bélgica pese a contar con una orden de expulsión que no le fue notificada ha sido objeto de controversia en Bélgica.

Su caso ha impulsado también a la Comisión Europea a pedir a los Veintisiete que sean más eficientes en los retornos a sus países de origen de los migrantes que no tengan derecho al asilo.

Autor

Por EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *