• Dom. Mar 3rd, 2024

Admite Zelenski impacto del conflicto de Oriente Medio en los suministros a Ucrania

PorEFE

Nov 17, 2023 #Mundo
Prisioneros de guerra rusos en un centro de detención en la región ucraniana de Leópolis. EFE/EPA/Yakiv LiashenkoPrisioneros de guerra rusos en un centro de detención en la región ucraniana de Leópolis. EFE/EPA/Yakiv Liashenko

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, alardeó hoy de los últimos avances de sus tropas al sur del río Dniéper, la barrera natural que les separa de la península Crimea, aunque admitió el impacto que está teniendo el conflicto de Oriente Medio en los suministros de munición.

“Margen izquierda de (la región sureña de) Jersón. Nuestros soldados. Gracias por vuestra fuerza y vuestros avances”, escribió en su canal de Telegram, que incluye también fotos de esas unidades militares.

Estos avances son cruciales, ya que el “general Invierno” está a las puertas. El frío y la nieve descenderán sobre el Donbás y el frente sur a principios de la próxima semana, según los pronósticos meteorológicos.

El Dniéper, el mayor río de Ucrania, se convirtió en la línea de separación de fuerzas hace un año, cuando las tropas rusas se retiraron del norte de Jersón, un repliegue que muchos en Moscú consideraron humillante.

El Dniéper, un obstáculo franqueable

Zelenski publicó fotos en las que se ven lanchas ucranianas cruzando el río, pero también trincheras cavadas en la orilla por las unidades que han logrado poner sus botas al otro lado del Dniéper.

Al respecto, la Infantería de Marina informó de que ha “conseguido establecerse en varios puestos de avanzada” tras efectuar “una serie de acciones exitosas en la orilla izquierda”.

“En el curso de estos combates, los ocupantes rusos han sufrido importantes pérdidas de personal y equipamiento militar”, dice también la nota, publicada en Facebook, que habla de más de 1,200 soldados rusos muertos y más de 2,200 heridos, además de 24 tanques destruidos.

Además, según el Estado Mayor, esas unidades ya están realizando “operaciones de sabotaje” para destruir “las rutas de suministro logístico de munición y alimentos del enemigo”.

“Cuanto más lejos esté la artillería rusa de Jersón, mejor. Uno de los principales objetivos de este trabajo es empujar al enemigo todo lo lejos de la margen derecha (occidental) como sea posible para proteger a la población civil de los constantes ataques rusos”, señala.

El Estado Mayor reconoce que, debido a las grandes bajas sufridas por el enemigo, Moscú ha enviado refuerzos a la zona para expulsar a los ucranianos de sus nuevas posiciones con la ayuda de unidades mecanizadas.

Rusia rompe su silencio

Después de 2 semanas de silencio, el Ministerio de Defensa ruso habló hoy finalmente del frente del Dniéper en su informe semanal.

Según Defensa, “el enemigo ha sufrido más de 460 bajas entre muertos y heridos en la orilla derecha del Dniéper en un intento de desembarcar en las islas” de la margen izquierda.

Kiev también habría perdido en sus intentos de cruzar el Dniéper 2 tanques, 17 vehículos y una lanzadera Grad, según el informe, que no menciona la posible presencia ucraniana al sur del río.

Ucrania también reconoció que el Ejército ruso está intentando apurar sus opciones para lograr la conquista este año de bastiones como Avdivka, Márinka y Kúpiansk, especialmente la primera, donde habrían perecido ya miles de soldados rusos en la batalla quizás más sangrienta de toda la contienda.

“Avdivka la quieren tomar antes del Nuevo año. A día de hoy, hay combates por todas partes, pero los rusos no pueden avanzar (…) Bajo fuego enemigo hay casi un centenar de localidades en el norte, este y sur”, dijo Anna Malyar, ex ministra de Defensa.

Munición destinada a Ucrania acabó en Israel

En declaraciones a la prensa extranjera, Zelenski admitió por vez primera que el conflicto entre Israel y el grupo terrorista Hamas ha provocado que los suministros de armamento occidental se hayan reducido.

En particular, destacó que lo primero que pidieron en Oriente Medio fueron los proyectiles de artillería de 155 milímetros, motivo por lo que decenas de miles de obuses destinados a Ucrania terminaron en Israel, según informó la prensa estadounidense (Axios).

“No es que Estados Unidos diga: ‘No le damos nada a Ucrania’. No. Es que todo el Mundo está luchando por ellos. Es la vida. No digo que sea algo positivo, pero nosotros tenemos que defender lo que es nuestro”, afirmó.

Zelenski confirmó las sospechas de los expertos al asegurar que los arsenales “están vacíos”, a lo que se suma la escasez de baterías antiaéreas para defender las ciudades ucranianas durante el invierno, mientras Rusia sigue “acumulando misiles”.

El invierno será difícil, pero no peor que el anterior”, dijo.

Al mismo tiempo, según el Pentágono, los pilotos ucranianos ya han comenzado a entrenar en el manejo de los cazas F-16 tanto en suelo estadounidense como en Europa.

Para contrarrestar la futura llegada de esos cazas a los cielos ucranianos, según la inteligencia británica, Moscú intenta integrar sus aviones de alerta temprana A-50 con sus sistemas antiaéreos S-400.

Autor

Por EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *