• Dom. Mar 3rd, 2024

EDITORIAL: Agentes de paz

PorRedacción

Ago 23, 2023 #Editorial

México, lamentablemente, mantiene índices considerables de violencia que son un constante desafío a un Estado de derecho que debe multiplicarse, innovar y diseñar nuevas y amplias estrategias para combatirlos. No es, por supuesto, un fenómeno nuevo, pero sí existe la percepción muy generalizada de que se ha vuelto mucho más cruel, constante y muy difícil de vencer. Día a día, ese flagelo se cobra vidas inocentes y deja o profundiza cicatrices en comunidades enteras. Lagos de Moreno es solo un ejemplo.

Desde el tráfico de drogas hasta los enfrentamientos entre grupos criminales y la violencia de género, México se encuentra actualmente en una encrucijada crítica. No debemos permitir que la desesperanza se apodere, persista y se arraigue. Las y los jóvenes universitarios, como lo es la mayoría de la comunidad de la Universidad de Colima, actuando desde nuestras aulas, tenemos la responsabilidad de ser agentes de cambio, agentes de paz. Hemos propuesto, con base en los análisis, la academia y la ciencia, atajar la violencia en México con un enfoque integral.

A través del conocimiento y la comprensión, las y los universitarios podemos empoderar a la sociedad para que tome decisiones informadas y se aleje de la violencia. Las universidades deben ser motores de ese cambio, promoviendo la investigación y el debate sobre las causas subyacentes de la violencia.

En ese punto, sabemos que la colaboración es esencial. Gobierno, sociedad civil, instituciones académicas y organismos internacionales deben trabajar juntos en estrategias multifacéticas. Ello incluye reformas legales efectivas, políticas públicas centradas en la prevención y programas de rehabilitación para aquellos que buscan una salida de la vida criminal.

La violencia en México es un problema complejo, arraigado en la historia y la economía del país. Pero la esperanza no está perdida. Los estudiantes, como voces críticas y apasionadas, pueden liderar el camino hacia un México más seguro y justo. Avancemos hacia allá.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *