Dom. Jun 23rd, 2024

COLUMNA: Escaparate Político

Por Redacción Oct18,2023 #Opinión

Por Amador Contreras Torres

Segunda de 2 partes

Mensajes. En su gira por Tabasco, Claudia Sheinbaum, la candidata presidencial de Morena, hizo importantes mensajes políticos cifrados. Elogió a Adán Augusto López Hernández “quien sí es un compañero de primera, que no sólo reconoció el triunfo, sino que nos está ayudando, está en movimiento para obtener el triunfo electoral en los comicios presidenciales del 2024”. Es un mensaje desde el trópico tabasqueño, pero con múltiples destinatarios. El mensaje no sólo es para Adán Augusto, sino también para Marcelo Ebrard y sus seguidores que se han inconformado y han denunciado el resultado ante los tribunales electorales. O sea, la ruptura de Ebrard con Morena ya está en marcha y solo es cuestión de tiempo para que se concrete. Es muy probable que Marcelo sea candidato presidencial de Movimiento Ciudadano, pues se sabe, que ha tenido platicas y acuerdos con líder nacional de MC, Dante Delgado. En el caso de que Marcelo sea postulado por el partido naranja, tendríamos una elección de 3 tercios: Entre Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Marcelo Ebrard. Hasta el momento, Sheinbaum va adelante en las encuestas y puede ser una victoria holgada para Morena, o bien cerrarse, con resultados inciertos, como lo vaticinan algunos expertos. Todo depende de las campañas y de la capacidad de los candidatos de convencer y “mover las almas”, para imponerse en las urnas. Incertidumbre. Es muy temprano para adelantar un veredicto pues faltan 8 meses para los comicios y en democracia todo puede pasar. Hay incertidumbre, aunque es claro que el partido en el poder tiene una ventaja inercial innegable por el solo hecho de estar en el poder. En esta tesitura, vamos a asistir a un referéndum por la continuidad o el cambio político. De ahí que, al caer la noche del 2 de junio del 2024, a la hora del crepúsculo de los dioses, sabremos el rumbo que habrá de tomar México para las próximas décadas. Ahí están las opciones entre la izquierda y la derecha. Veremos y diremos. Xóchitl. La abanderada presidencial de la oposición tuvo un gran arranque, pero ha caído en un bache su precampaña, según lo expresan los expertos. Tuvo un gran arranque porque tuvo el mérito de lograr el apoyo de la sociedad civil y ganarles la candidatura a los prospectos más fuertes del PAN y del PRI, Santiago Creel y Beatriz Paredes, respectivamente, pero ahora no ha logrado subir en las encuestas a diferencia de Sheinbaum que se ha posicionado en el imaginario colectivo como una carta que puede ganar. Xóchitl tiene que hacer un gran esfuerzo para remontar y ha trascendido que ha fortalecido su equipo de campaña con una serie de expertos y asesores de gran prestigio y experiencia. Creo que es un acierto la nominación de Enrique de la Madrid, como el responsable para elaborar el proyecto de gobierno. Enrique tiene el expertice que se requiere y tiene buena imagen pública. Xóchitl es la candidata de 3 partidos, pero su mayor fuerza está en la sociedad civil. Enfrente tiene a una buena candidata que tiene todo el apoyo del Estado y el respaldo de un presidente popular según lo revelan las encuestas. Entonces, viene el choque de trenes. Y la moneda está en el aire. Águila o sol. No sabemos de qué lado va a caer. Veremos el mandato supremo del pueblo en las urnas, entre la continuidad y el cambio. Harfuch. La decisión ya parece tomada a favor de Omar García Harfuch para ser el candidato de Morena a la Ciudad de México. Sin embargo, los sectores duros y las tribus de Morena insisten en arrebatarle la candidatura y entregársela a Clara Brugada, a quienes ven como un perfil de izquierda más genuino y a Omar García lo ven como un forastero, procedente de las filas del PRI, con ancestros aborrecidos por la izquierda. Como si eso fuera un delito. Nadie somos culpables de los abuelos y los padres que tenemos. La raigambre priista de Omar García es muy fuerte, pero él no es culpable del papel histórico que tuvieron su abuelo y su padre, en episodios aciagos como la matanza de Tlatelolco y la guerra sucia para aniquilar a los opositores del Estado. Harfuch ni siquiera había nacido y además es un gran policía, con excelentes resultados en la Ciudad de México contra el hampa. Por eso lo apoya Claudia Sheinbaum quien ya porta el bastón de mando de Morena y no titubea en hacerlo valer. Las tribus y los radicales de Morena le quieren arrebatar ese derecho a su propia candidata presidencial y eso puede ser bastante perjudicial para Morena. Está en juego el resultado electoral de la Ciudad de México, pero también el resultado de la elección presidencial. Omar García va adelante en las encuestas y Clara Brugada no tiene los votos de las clases medias y de las clases altas. Ese es el gran dilema que marca el futuro inmediato para Morena. Lo que habrá de vivir o lo que habrá de morir.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Autor

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *