• Sáb. Abr 20th, 2024

Inversión por “nearshoring” en México tardaría en aterrizar hasta 2025, según analista

PorEFE

Ene 24, 2024 #nearshoring
Una persona supervisa el mantenimiento de paneles solares en el municipio de Tonalá, Jalisco (México). EFE/Francisco GuascoUna persona supervisa el mantenimiento de paneles solares en el municipio de Tonalá, Jalisco (México). EFE/Francisco Guasco

Las inversiones a México por la recomposición de las cadenas de suministro o nearshoring tardarían en materializarse hasta 2025 y generarían un crecimiento sostenido de hasta 2.5% en el mediano plazo, estimó Alejandro Saldaña, economista en jefe de Grupo Financiero Ve por Más (Bx+).

En una conferencia de prensa, señaló que los inversionistas podrían estar esperando el resultado de las elecciones presidenciales de junio próximo en México, y de noviembre en Estados Unidos, en medio de otras limitantes en el país como la inseguridad, la energía, el agua y la mano de obra capacitada.

“Nuestro pronóstico de mediano plazo es que la economía mexicana podría crecer sostenidamente, producto del reagrupamiento de las cadenas de suministro, en las condiciones actuales, entre 2.3% y 2.5%, un poquito arriba de ese potencial que teníamos hace un par de años (de 2%)”, comentó.

Además, consideró que, si México contrarresta estas limitantes, habría un “escenario todavía mejor”.

El economista esperó que, detrás de los grandes anuncios, principalmente en sectores como la manufactura, energía, transporte, construcción y comercio, haya inversiones nuevas en pequeñas y medianas empresas que abastecerán a las grandes compañías.

Es por ello, que el economista en jefe de Bx+ proyectó que la inversión extrajera directa hacia México supere los 40 mil millones de dólares anuales y que las exportaciones superen los 700 mil millones de dólares en los próximos 2 años.

También citó que empresarios estadounidenses han estimado que el comercio entre México y Estados Unidos podría alcanzar el billón de dólares en 2026.

Por otro lado, Saldaña advirtió que las elecciones en Estados Unidos jugarán un papel trascendental para la economía mexicana, incluso más que los comicios presidenciales en México.

Esto porque, expuso, las campañas añadirán ruido a la relación bilateral y frenarán indicadores como las inversiones y el consumo con temas en la agenda como migración, seguridad transfronteriza y el tráfico de armas y drogas como el fentanilo.

Aunque contrastó que los tratados comerciales, en especial el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), evitan que pueda desviarse la política económica, independientemente de los ganadores de las elecciones.

El escenario base es que haya continuidad en México con el gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y su candidata, Claudia Sheinbaum, como sucesora del actual presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por ello, que se mantengan los niveles de deuda y no haya reformas fiscales en la primera mitad del próximo sexenio.

Sin embargo, estimó que el mayor reto será cuidar las finanzas públicas ante reformas al sistema de pensiones y retomar un menor gasto del Gobierno, tras un 2024 cargado por la conclusión de los proyectos emblemáticos del actual mandatario mexicano y el gasto social.

Autor

Por EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *