• Jue. May 23rd, 2024

ARTÍCULO: Esperanza de una vida mejor

PorRedacción

Abr 18, 2024 #Opinión

Por Maestra Ruth Holtz

Es frecuente que creamos que a psicoterapia se va a tratar sobre las situaciones dolorosas del pasado, desahogarse y resignarse, sanarse emocionalmente pero no solamente, también es importante decidir hacer una vida nueva, con nuevos parámetros que los que heredamos sin cuestionar ni pensar si en eso queríamos creer.

Una vez que hemos avanzado en recobrar nuestra energía atorada en el pasado, y podemos estar “aquí y ahora”, sin fugarnos a volver a abrirnos heridas, repasando lo que sufrimos o imaginando un futuro difícil, sin salida de lo que venimos padeciendo, entonces surge la “esperanza”. Por lo tanto, ya despejado de bloqueos y retornos, proyecciones fatales y temores, entonces se abre el poder construir una vida nueva, con cimientos nuevos y una perspectiva diferente de lo que queremos ser. Ya no es “así soy”, sino “¿cómo quiero ser ahora?”.

Ser libres para elegir qué queremos ser, cómo queremos comportarnos y fundados sobre los valores y creencias que hemos meditado es el fruto de la psicoterapia. Entonces se abre el hacer un proyecto de vida en el que logremos ser y hacer lo que hemos esperado en nuestro corazón.

La esperanza en una vida mejor se vuelve algo real. Tenemos nuestra vida en nuestras manos y ahora podemos ver el futuro con esperanza. Cuando hemos despejado el camino, cuando hemos retirado los escombros de nuestros fracasos y de situaciones que ya no pudieron ser, cuando estamos dispuestos a “dejar ir” y perdonar, entonces “esperamos confiados” una nueva y mejor vida y ponemos “manos a la obra” para lograrlo. Nos ilusionamos, soñamos y ya no nos defraudamos, sino que “leales a nosotros mismos” volvemos nuestros sueños realidad. Esa es la esperanza que nos surge cada año por venir. Ya no dejes atrás tus sueños. Ten esperanza y ponte a trabajar para conseguirlo.

Despejar el camino para lograr lo que esperas es parte de la labor del tratamiento psicoterapéutico, que no sólo arregla “síntomas”, sino que lleva a cambiar a partir del conocimiento de uno mismo, la revisión de los parámetros que nos desviaron de nuestro bienestar, sacar el dolor y sanar las heridas y aceptar el reto de ser libre y por lo tanto responsable de lo que nos pasa. Y allí está la libertad para dar ese viraje, dejar de escoger el sufrimiento, el resentimiento, la venganza que nos atan al pasado. Hay quien ha vuelto su herida su zona de confort y se resigna a su vida, renunciando a superar ciertas dificultades, a cambiar, a corregir, resignar y dejar de actuar como víctimas. Tomar tu vida en tus manos y, apuntar a un futuro con la esperanza de una vida mejor. ¿Y tú qué vida quieres? Hay un ser dentro de ti esperando que lo lleves a su plenitud. La psicoterapia es una ayuda idónea para ello.

* Tels. 312 330 72 54 / 312 154 19 40     

Correo: biopsico@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *