• Sáb. Abr 20th, 2024

COLUMNA: Forex

PorRedacción

Jul 3, 2023

Vacaciones y finanzas

Por Alejandro Bernal

Las vacaciones pueden ser una oportunidad para mejorar la salud física y mental, pero no debe mermar tu estabilidad financiera.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), al corte de mayo de 2023, el indicador que mide la confianza del consumidor sobre la posibilidad de que algún miembro de la familia salga de vacaciones ahora o en los próximos 12 meses, alcanzó los 34.6 puntos.

Esta cifra muestra una recuperación pos pandemia, ya que, en 2019, fue de 31.5 puntos; sin embargo, el resto de la población, no manifiesta tener esa posibilidad. Cabe mencionar que, de acuerdo con el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), el 56% de los trabajadores laboran en la informalidad y no cuentan con prestaciones como las vacaciones pagadas.

La experiencia de vacacionar, conocer, relajarse y disfrutar puede ser muy satisfactoria y más si está en equilibrio con las finanzas personales o familiares. Es por ello, que planear es la clave para optimizar la experiencia.

Existen actividades que se pueden hacer antes, durante y después de las vacaciones, entre las que se encuentran las siguientes:

Elegir el destino es clave en la vivencia que se desea experimentar; es posible hacer turismo de sol y playa, montaña, cultural, religioso, gastronómico, deportivo, de aventura o de esparcimiento y descanso. La mejor opción es la que está al alcance de tus posibilidades.

Para una correcta administración del dinero, es conveniente elaborar con anticipación un presupuesto considerando los ingresos, egresos, créditos contraídos y recursos para hacer frente a imprevistos en nuestra vida diaria. Además, es importante cuantificar los gastos de transportación, hospedaje, alimentación y entretenimiento requeridos para cubrir las vacaciones.

En función del monto presupuestado y la fecha elegida para viajar, se puede establecer una cantidad a ahorrar, que no comprometa nuestra estabilidad y capacidad de pago. 

En la obtención de mejores precios, la cotización y reservación con previsión son claves. Comparar opciones de transportación y hospedaje con oportunidad; elegir fechas alternativas a las de alta demanda y elegir la opción más conveniente entre un tour, un paquete convencional o un todo incluido, puede llegar a reducir los gastos hasta en un 40%.

La tecnología y el profesionalismo juegan un papel importante; el uso de buscadores o recurrir a una agencia de viajes para comparar simultáneamente ofertas entre medios de transportación y hospedaje permite aprovechar las mejores ofertas. Incluso se pueden establecer alertas que te avisen cuando ha ocurrido una bajada de precios.

Durante las vacaciones es importante revisar y ajustarse al presupuesto planeado; dividirlo entre la duración de nuestra estancia, nos ayudará a calcular un gasto promedio diario y un mejor control de nuestras finanzas.

El uso de tarjetas de crédito puede ser útil si tenemos la capacidad de pagar los cargos contraídos en un mes; aceptar una promoción de meses sin intereses es una opción, siempre que no se generen deudas que luego nos cueste afrontar o comprometan nuestra estabilidad, al sumarse a las previamente adquiridas.

En el caso de los viajes al extranjero, la apreciación actual del peso frente al dólar abre un abanico interesante de oportunidades a considerar.

Es importante generar hábitos: si el ejercicio es positivo, puedes ir planeando desde hoy tus próximas vacaciones. Apenas recibas tu sueldo, transfiere el porcentaje que hayas elegido ahorrar a una cuenta especial para tu viaje. Te motivará revisar que, mes tras mes, estarás un paso más cerca de tu próximo destino.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *