• Dom. May 19th, 2024

COLUMNA: Escaparate Político

PorRedacción

Jul 5, 2023

Por Amador Contreras Torres

Segunda de 2 partes

MEDICINA. Carlos Escobar del Pozo, investigador de la Máxima Casa de Estudios colimense impartió una conferencia y afirmó que también hay ingeniería mecánica en medicina, en el contexto de la charla que dictó como parte del 40 aniversario de realizar investigación científica en la Universidad de Colima. El ponente explicó que la mecánica se ocupa del estudio del movimiento, lo cual se aplica a diversos objetos como una taza de café o un avión. Escobar del Pozo es investigador de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la UdeC, e hizo un parangón entre el estudio de la corriente de un río y el torrente sanguíneo y dijo que hay una gran relación entre la mecánica de fluidos con la medicina y los aneurismas. SUCESIÓN. Se calienta la sucesión presidencial. Morena empezó primero su proceso interno para definir al “coordinador de la defensa de la Cuarta Transformación” y acaparó los reflectores nacionales con sus 6 candidatos o “corcholatas”. Iba adelante en el proceso sucesorio, pero la oposición despertó y rápidamente parece emparejar los cartones, en el sentido de que los medios, los reflectores, las redes sociales y los círculos políticos y empresariales también se ocupan del proceso sucesorio de la oposición, llamado Frente Amplio por México. Incluso, en las conferencias mañaneras en Palacio Nacional, el presidente ya no sólo se ocupa de los precandidatos presidenciales de Morena sino también del proceso sucesorio en la oposición y asegura que la candidata será Xóchitl Gálvez, una mujer de perfil popular, indígena, de la cultura del esfuerzo; y eso parece un trago amargo para Morena, que hubieran preferido a un perfil más moderado como Santiago Creel para aplastarlo con la etiqueta de fifí, conservador, reaccionario, miembro de la oligarquía y demás  adjetivos para descalificarlo y buscar que el pueblo no vote por la oposición y garantizar el triunfo de Morena en las urnas en junio del 2024. Sin embargo, tenemos un árbitro electoral ciudadano y por lo tanto imparcial. Un poder judicial autónomo y que ha fungido como contrapeso para acotar a los otros poderes, con el argumento de privilegiar los intereses más altos y sentidos del pueblo de México, como la libertad, la democracia, la transparencia y la equidad en la lucha por el poder. CLAUDIA. Los expertos aseguran que el proceso interno de Morena era solamente una pasarela por el país de los 6 precandidatos, para al final, legitimar y ungir a Claudia Sheinbaum como la candidata presidencial de Morena. Sin embargo, las cosas se salen de control. Con la posible postulación de Xóchitl Gálvez obligan al presidente a cambiar la jugada y ya no estoy seguro que Claudia sea garantía de un triunfo electoral teniendo enfrente a un perfil preparado, combativo, guerrero y con mucha capacidad de debate como lo es Xóchitl Gálvez. Entonces, el presidente tiene que hacer ajustes, cambios en la estrategia, ya que Xóchitl le va a quitar votos de los pobres y de los indígenas y aparte, las clases medias y altas la ven bien y la perciben como un cuadro confiable para gobernar. Xóchitl es muy buena candidata con gran capacidad de conexión emocional con el pueblo. Es una buena candidata como lo fue Vicente Fox en el año 2000 y como lo fue López Obrador en el 2018. El juego cambió drásticamente y la gran pregunta es sí Claudia Sheinbaum es buena candidata y garantiza el triunfo de la 4T. Creo que el proyecto obradorista está bajo escrutinio y tiene seguidores, pero también adversarios; la sociedad mexicana está muy politizada, polarizada y dividida entre 2 grandes bloques. Los buenos y los malos, los ricos y pobres, los chairos y fifís, como secuela de una narrativa que ha dividido a México y a los mexicanos, pero que conduce a una elección decisiva entre dos opciones: la continuidad y o el cambio. Ergo la lucha será entre Morena y el Frente Amplio por México (FAM) y la tercera vía, Movimiento Ciudadano se va diluir en el mar de la nada. Si no lo entienden y no se suman a uno de los 2 bloques peor para ellos. O son oposición o son esquiroles. Nada más pero tampoco para menos. En la elección que viene no hay lugar para las almas tibias que temen definirse y tomar partido. En el horizonte que viene, no tomar partido equivale a “vegetar en una edad sin tiempo”. TABLERO. Entonces, se mueve el escenario y veremos la reacción del presidente que es muy inteligente y astuto. Por otro lado, Marcelo Ebrard amenaza con renunciar a Morena si le hacen una chicanada en el proceso interno y Adán Augusto considera que el nuevo horizonte le abre una posibilidad rumbo a Palacio Nacional. Entonces, el presidente deshoja la margarita ante el nuevo contexto muy competido y de alta exigencia electoral. Se confirma que la política es el reino de la incertidumbre y de que no hay nada para nadie.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *