• Mié. Abr 17th, 2024

ARTÍCULO: Sufrimiento emocional y modo de vida

PorRedacción

Feb 28, 2024 #Opinión

Por Ruth Holtz*

El motivo fundamental por el que se acude a una psicoterapia es para resolver, curar, enfrentar el sufrimiento emocional. En la vida no podemos evitar sufrir, pero sí podemos buscar crecer o entender, para modificar nuestro modo de vida, si éste es la causa de sufrimiento innecesario por necedad nuestra, por falta de experiencia o por falta de madurez.

Nuestro modo de vida implica los valores que tenemos y que rigen nuestras decisiones, elecciones y actitudes. Incluye también todo lo que creemos, es decir, nuestras creencias, las cuales pueden estar basadas en experiencias dolorosas del pasado, en prejuicios de nuestros familiares, de amigos o de la cultura en la que nos hemos desarrollado. También está conformado por todos nuestros hábitos, entre ellos la forma en que cotidianamente expresamos nuestras emociones y solemos reaccionar. Es el cómo vivimos, independientemente de lo que pase a nuestro alrededor, lo que determina con mucho cómo nos afecta eso externo, cómo lo tomamos y si nos hace sufrir o no.

Nuestro carácter es la base sobre la que se monta nuestro modo de vida. Es decir, lo que somos, lo que creemos, lo que el pasado ha fraguado en nosotros, lo que la herencia nos ha dejado y las huellas que las experiencias de vida han marcado en nuestro interior, nuestra forma de manifestar nuestras emociones, manejar nuestra libertad, lo que consideramos nuestra identidad y nuestra forma de reaccionar.

Un carácter firmemente formado permite un modo de vida más sabio, más tolerante, con mayor capacidad para adaptarse flexiblemente a las circunstancias. Y por lo tanto, menos propenso al sufrimiento emocional.

En nuestro enfoque psicoterapéutico tratamos con el carácter, así como de sus patrones inconscientes generados como respuesta a la forma en que sus padres llevaron su relación y el impacto que tuvo en dicho individuo. Esto forma inicialmente una estructura rígida llamada “coraza o armadura de carácter”. Una vez identificada se procede a elaborar los conflictos no resueltos, las situaciones inconclusas, las heridas emocionales no sanadas, quizá por falta de perdón, por pérdida de identidad o por una fijación amorosa enferma. Esto permite a la persona identificar la parte inconsciente de su carácter y entender por qué tiene un modo de ser determinado y luego puede reformar su carácter, manejarlo mejor para construir una vida plena y gozosa. Pero conquistar un carácter firme y sano implica un proceso de conocimiento de uno mismo, de cambio y de resignación del pasado doloroso, de perdón y de felicidad.

Ahora bien, para que se dé un cambio duradero es fundamental trabajar con la coraza no sólo de carácter, sino las modificaciones que ésta hizo en el cuerpo de la persona. El equilibrio fisiológico del cuerpo depende en una gran parte del estado emocional y responde al modo de vida de la persona. Si ésta se mantiene enojada, reactiva y controladora, entonces su cuerpo va a segregar más cortisol, va a estar con una mayor tensión en ciertas zonas del cuerpo para expresar esas emociones y/o reprimirlas. Todo esto tiene un costo en la vitalidad. Igualmente, una persona deprimida, suele llevar a su cuerpo a una baja de energía, menos comida, menos actividad, menos contacto, porque es lo que permite bajar la vitalidad. El carácter así no sólo tiene una coraza de ideas, creencia y pensamientos rigidizados, sino también tiene una coraza muscular, que obedece y da sustento biológico al carácter. Para modificar y/o manejar el carácter, hay que trabajar en desencarnar el modo de vida y así también desanclar el sufrimiento relacionado. Por eso consulta a la psicoterapeuta con enfoque psicocorporal y psicoanalítico.

*Tels. 312 3 30 72 54 / 312 154 1940               

Correo electrónico: biopsico@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *