• Mar. May 21st, 2024

COLUMNA: Reflexiones universitarias

PorCésar Barrera

Abr 12, 2024 #Opinión

Invertir en al UdeC es apostarle a un mejor futuro

Por César Barrera Vázquez

Dado que la mejor inversión es la que reditúa en el futuro, con resultados fructíferos, por consiguientes empresas como Peña Colorada y también instancias de gobierno, como el Ayuntamiento de Minatitlán, no dudan en aportar recursos a la Universidad de Colima, pues saben que esta inversión reditúa en más desarrollo, paz y la expectativa de un mejor futuro para miles de jóvenes que se forman en sus aulas.

Por eso, Peña Colorada, la Universidad de Colima y el Ayuntamiento de Minatitlán entregaron la segunda parte del proyecto para desarrollar el programa de Técnico en Electromecánica con estándares no sólo regionales o nacionales, sino internacionales, en el Bachillerato 11 ubicado en Minatitlán.

Así, han invertido más de 13 millones de pesos en este bachillerato que se ubica en uno de los municipios más distantes de la capital del estado, y cuyo acceso también es los más complicados. En ese sentido, una primera etapa fue mejorar el sistema de comunicaciones del Bachillerato 11. Por consiguiente, esta segunda etapa consta de 2 amplios salones de cómputo con aire acondicionado, computadoras de gran capacidad, una gran pantalla central y bocinas.

Además de cortar el listón de las 2 aulas, pusieron la primera piedra de lo que será la tercera etapa: el edificio de laboratorios, el cual podría estar listo en diciembre de este 2024, de acuerdo a los pronósticos de las autoridades universitarias.

Una cuarta etapa será dotar a 3 laboratorios de equipo especializado: uno de soldadura, otro de mantenimiento y uno más electromecánico. Y finalmente la quinta y última etapa será la remodelación de áreas comunes: una cafetería y áreas deportivas.

De esa forma, la Universidad de Colima sigue fortaleciéndose en términos de infraestructura, con el respaldo de empresas y gobiernos que aquilatan, en su justa dimensión, el valor que entraña nuestra máxima casa de estudios y su objetivo plausible de formar a las nuevas generaciones de profesionistas.

Luego entonces, esta entrega de recursos es una inversión, ya que impulsa proyectos pertinentes, cuya implementación impacta en el desarrollo económico y social de la región y en el futuro de la formación profesional de miles de jóvenes, a quienes se les abre la posibilidad de que sigan el camino de las ingenierías en educación superior.

Por lo tanto, al invertir en el mejoramiento de espacios de formación, tal como es el caso en el bachillerato 11 de la Universidad de Colima, se generan mayores oportunidades de profesionalización en la juventud y así, con esa pertinencia, se fortalece la cultura de paz, ya que los jóvenes de las comunidades de Minatitlán tienen mejores oportunidades de desarrollo profesional.

Así, de esa forma, esta inversión genera réditos importantes en el futuro inmediato, cuando estos jóvenes puedan ejercer su carrera en la misma Peña Colorada o, también, en otros espacios, en los cuales puedan regresar este beneficio que recibieron a la sociedad.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *